Novios

Lamentablemente el concepto de matrimonio en las últimas décadas se ha deteriorado y ha perdido en gran parte el significado en la sociedad de hoy. Hoy, “hasta la muerte nos separe” es sólo un cliché que se desvanece rápidamente en divorcios prematuros. Es por eso que recordando el compromiso real hemos recopilado algunas promesas que necesitas hacer a tu futuro a tu cónyuge antes de casarse.

1

Te prometo estar junto a ti en los tiempo difíciles

En el matrimonio habrá tormentas y la promesa de que estarán juntos en esos momentos duros es importante. Se debe entender que el matrimonio es un compromiso por siempre, como se dice en los votos “en la enfermedad y en la salud”. El compromiso a estar juntos en las buenas y en las malas es tan importante como el matrimonio en sí.

2

Te prometo que siempre serás lo más importante

El matrimonio empieza con la idea de que tu pareja es la prioridad, pero muchas veces la búsqueda del éxito hace que pase a segundo plano y antepones el trabajo y tu éxito personal por delante de todo. La clave está en encontrar el equilibrio y no olvidarnos nunca de nuestro cónyuge, él o ella será el compañer@ perfecto en este camino.

3

Te prometo que nunca olvidaré cuánto te amo

El amor es lo que los unió y nunca debe pasar a un segundo plano, recuerda siempre de los sentimientos que unen ese lazo llamado matrimonio; sobre todo en los momentos difíciles.

4

Te prometo que no voy a perder mi identidad

En una relación sana ambos nunca deben perder su identidad, si bien es cierto es importante estar juntos, es más importante mantener la individualidad. El desarrollo personal es importante, crecer en pareja y crecer individualmente es el equilibrio que mantendrá el matrimonio.

5

Te prometo mantener la emoción

Mantener viva la chispa muchas veces es la diferencia entre un matrimonio feliz y un divorcio. Mantener la emoción es mantener los pequeños detalles que mantienen viva las llamas del amor.

6

Te prometo que haré lo mejor para nuestros hijos

¿Pero si aún no tenemos hijos?, cómo prometer por lo hijos que todavía no se tienen, pero seguramente tendrán. UNa promesa a futuro referente a los hijos que algún día tendrán demuestra un compromiso real a la relación y el deseo de la descendencia.

Sin votos aún