China - Aumenta el consumo energético y sobrepasa a Estados Unidos

Tal y como ocurre con toda potencia mundial en auge, China, no fue la excepción y sobrepasó las necesidades de consumo energético de Estados Unidos, como fiel reflejo de la condición de potencia que ostenta en lo económico desde hace ya mucho tiempo. El país asiático necesitó en el 2009 de 2.252 toneladas de petróleo, lo que establece una media de lo que se necesita a nivel general en China, incluyendo aquellas fuentes energéticas como la energía nuclear, carbón, gas natural y fuente hidroeléctricas, por ejemplo.

China y Estados Unidos siempre han sido comparados en términos industriales, sobre todo porque en EE.UU el consumo hace 10 años era del doble de lo que necesitaba China, situación que se ve hoy contrastada al haber incrementado sus necesidades energéticas en un 10% de forma mensual (China), mientras que Norteamérica vio decaída su industria tras serios embates económicos que provocaron recesión y crisis aguda en todos los sectores.

Uno de los puntos interesantes a ser considerados, es que la gran necesidad de energía que ha requerido China no se basa en el consumo, sino más bien en las tareas relacionadas con la industria pesada y construcción de grandes infraestructuras, lo que a diferencia del ex mayor consumidor de energía (EEUU), lo requería por una cuestión de consumo. Fatih Birol, economista jefe de la AIE, declaró que con este súbito cambio, la nueva era ha comenzado, pues desde comienzos del siglo XX que Estados Unidos mantenía el primer lugar en consumo energético.

La situación económica y demanda de energía de China, ha provocado un cambio en todo el mundo a nivel energético, pues mientras antes eran grandes exportadores de petróleo y carbón, hoy el alza de sus demandas son las causantes de los altos precios de las materias primas, desde el crudo al uranio. África, Medio Oriente y Australia, han visto incrementadas sus demandas por recursos naturales, y la situación económica se enfoca en las necesidades del gran país asiático.

¿Qué pasó con la situación geopolítica?

Con las grandes necesidades de China, la situación energética mundial se vio afectada de forma importante, pues sería ahora Beijing quien se encargaría de explorar todo medio conducente a la satisfacción de sus necesidades, con empresas que buscan suministros en el exterior, precisamente en aquellos sitios en que los occidentales tuvieron que irse por presiones internacionales.

La situación escaló de tal forma, que si el proyecto más ambicioso que se conoció hasta hace poco de los asiáticos fue la oferta por la petrolera “Unocal” ($18,000 millones), hoy las inversiones han llegado más lejos que eso, aunque en aquel entonces Cnooc Ltd., (ofertantes) perdió contra Chevron Corp. la disputa, hoy se recargó toda China llegando a comprar activos en todo el mundo, por ejemplo: Asia Central, Sudamérica, Canadá y África.

Puede que muchos digan hoy “China no tiene presencia en inversiones como sí lo tienen otros consorcios globales”, pero, ¿Acaso no ocurrió lo mismo hace 10 años con el consumo energético? Los especialistas saben que el cambio no se agotará en pequeñas participaciones como las que tienen en el Golfo de México, sino que llegará mucho más lejos. Es de esperarse que el mayor consumo sea equitativo con el progreso por una fuente energética más limpia, pues su principal abastecedor de energía es el carbón, y ya en el 2007 se ganó el título del país que presenta una mayor emisión de contaminación en el mundo.

Sin votos aún