Foto cortesía de conservationreport

El Huracán Earl apareció el viernes en Carolina del Norte, donde causó apagones y se
hizo sentir con fuertes ráfagas de aguaceros que llegaron hasta el estado vecino de Virginia.
Todo comenzó en las islas arena Outer Banks, donde los habitantes debieron atenerse a las consecuencias del desastre natural al que muchos ya están acostumbrados tras innumerables apariciones (1980, 1986, 1992, 1998, 2004 y 2010).

Los vientos y las olas del ciclón tropical son crueles, destrozan todo lo que pillan a su paso con completa displicencia, como emulando a ratos el comportamiento humano. Aunque Chris Collins, especialista del Servicio Meteorológico Nacional señaló que no ha embestido con tanta fuerza – aún –, aunque no todos los afectados están de acuerdo con tal afirmación. El susto fue bastante grande, pero con el paso del tiempo la intensidad pasó de categoría 4 a categoría 2 (según la escala de Saffir Simpsom), y los vientos pasaron de los 225 kilómetros por hora a 169 kilómetros por hora.

El jueves, antesala de lo que ocurriría el viernes siguiente, los vientos no parecían muy fuertes, pero luego Carolina del Norte tuvo que ver el desarrollo de un ciclón de mayor grado que alcanzó hasta el extremo sur de la bahía Chesapeake (Virginia). Los vientos en un comienzo eran de 50 Km/h, pero luego se intensificaron en un 100% de acuerdo al reporte entregado por la Guardia Costera en Hatteras. Algunas de las consecuencias de este actuar natural fue el cierre de un tramo de la carretera 12 en Carolina del Norte debido a inundaciones, aunque se esperaba que fuera reabierta con rapidez.

Mientras que Estados Unidos tiene que lidiar con los embates de “Earl”, Canadá está vigilante mediante el Centro Nacional de Huracanes, que dictó una alerta de 48 horas de inmediato para Nova Escocia, Medway Harbur, Digby, entre otros.

Sucesos inesperados, Eearl disminuyó y Fiona paso a ser depresión tropical

El temido Huracán Earl bajó su intensidad y mantuvo sus ráfagas de viento hasta los 120 Km/h, sin embargo, la llamada tormenta Fiona ya es una depresión tropical. Earl llegó a la clasificación 1 el día sábado, cuando los especialistas aclararon que el ojo del huracán se encontraba a 250 kilómetros de Nantucket, Massachusetts.

Sin votos aún