opera italiana de guiseppe verdi

El compositor italiano Giuseppe Verdi (1813 – 1901), nació en el seno de una familia modesta y ha pasado a la historia de la lírica italiana como el símbolo de la lucha patriótica por la unificación política de una Italia dividida, gracias a sus obras que albergaban un fuerte contenido político y con las cuales el público se identificaba plenamente.

Conozcamos la obra operística de este importante compositor.

1 Oberto, conde de San Bonifacio – 1839

Ópera de dos actos, libreto de Temístocle Solera. Fue la primera ópera de Verdi, escrita en un periodo de cuatro años y estrenada en el Teatro de la Scala de Milán el 17 de noviembre cosechando un discreto éxito.

2Un día de reinado – 1840

Drama jocoso de dos actos, estrenado en el Teatro de la Scala de Milán el 5 de setiembre. Fue uno de los más rotundos fracasos de la historia de la ópera, tanto en público como en crítica, posiblemente debido a que la época de la ópera bufa ya había pasado y el público buscaba por aquel entonces melodramas sentimentales o patrióticos. El libreto fue escrito por Felice Romani.

3 Nabucco – 1842

Obra de cuatro actos con libreto de Temístocle Solera, basada en el Antiguo Testamento y la obra Nabuchodonosor de Francis Comue y Anicete Bourgeois. Luego del fallecimiento de su esposa y sus dos hijos y tras el fracaso de su obra anterior, Obra de cuatro actos con libreto de Temístocle Solera, basada en el Antiguo Testamento y la obra Nabuchodonosor de Francis Comue y Anicete Bourgeois. Luego del fallecimiento de su esposa y sus dos hijos y tras el fracaso de su obra anterior, Un día de reinado, Verdi no albergaba muchas ganas de volver a componer. Fue el empresario del Teatro de la Scala, Merelli, quien lo animó a retomar su carrera, surgiendo de esta manera, Nabucco, que se convirtió en el gran éxito del maestro compositor, principalmente porque la obra iba al compás de los ideales del movimiento independentista italiano. Sin pretenderlo, Verdi y su obra se erigieron en símbolos de la unidad italiana.
Un día de reinado, Verdi no albergaba muchas ganas de volver a componer. Fue el empresario del Teatro de la Scala, Merelli, quien lo animó a retomar su carrera, surgiendo de esta manera, Nabucco, que se convirtió en el gran éxito del maestro compositor, principalmente porque la obra iba al compás de los ideales del movimiento independentista italiano. Sin pretenderlo, Verdi y su obra se erigieron en símbolos de la unidad italiana.

4 Los lombardos – 1843

Ópera compuesta para el Teatro de la Scala de Milán, con libreto de Temístocle Solera, basado en un poema de Tommaso Grossi. Fue estrenada el 11 de febrero. Es una de las obras menos conocidas de Verdi.

5 Ernani – 1844

Para los conocedores de la música de Verdi, esta ópera representa una verdadera obra maestra. Gracias a ella, el compositor italiano fue considerado el sucesor innegable de Bellini Y Donizetti, rango que por aquel entonces era considerado todo un honor. Ernani fue la obra que extendió la fama de Verdi más allá de las fronteras de Italia.

6 I due Foscari – 1844

Ópera en tres actos con libreto de Francesco Maria Piave, basado en el drama histórico The Two Foscari de Lord Byron. La obra fue estrenada en el Teatro Argentina de Roma el 3 de noviembre. Narra las intrigas políticas de la antigua república de Venecia.

7 Juana de Arco – 1845

Ópera dividida en un prólogo y tres actos. Libreto de Temístocle Solera. Es una obra que representa parcialmente la historia de Juana de Arco; está basada en el drama Die Jungfrau von Orleans de Friedrich von Schiller. Fue estrenada en el Teatro de la Scala de Milán el 15 de febrero. Actualmente es una de las obras de Verdi menos representadas en los teatros.

8 Alzira – 1845

Es de las menos conocidas de Verdi. El libreto pertenece a Salvatore Cammarano y está basado en el drama “Alzire ou Les Americains” de Voltaire. Su estreno tuvo lugar el 12 de agosto en el Teatro San Carlos. Contó con un elenco de lujo, pero aun así no recibió la acogida esperada, culminando en un auténtico fracaso.

9 Attila – 1846

A Giuseppe Verdi, nada le gustaba más que un melodrama histórico para inspirarse en la creación de grandes óperas, y Atila, rey de los hunos, pieza teatral de Zacharias Werner, le dio la oportunidad de componer magníficas piezas musicales. Se ha dicho que Verdi tuvo motivaciones políticas para componer esta obra porque el contenido lírico de la misma concordaba con los ideales políticos que buscaban la unidad de Italia.

10 Macbeth – 1847

Fue estrenada el 14 de marzo en el Teatro de la Pérgola de Florencia. El libreto pertenece a Francisco Maria Piave, basado en el drama teatral Macbeth de William Shakespeare. A decir de los entendidos, esta obra constituye el primer encuentro entre el compositor italiano y el dramaturgo británico del que resulta una ópera gloriosa, pues los ideales del bel canto son dejados de lado para dar preferencia al realismo y la psicología de los personajes.

11 Los bandidos – 1847

Estrenada el 22 de julio en el Her Majesty´s Theatre de Londres, es considerada la más contemporánea de las óperas de Verdi. Es una adaptación del drama Die Raüber de Friedrich von Schiller cuya trama gira alrededor de la destrucción de una familia debido a la rivalidad de dos hermanos.

12 Jerusalén – 1847

Es una adaptación de Los lombardos, con libreto en francés de Alphonse Royer y Gustave Vaéz. Se estrenó en París el 26 de noviembre. Posteriormente, Verdi estrenaría la versión italiana de esta obra con el nombre de Gerusalemme. El argumento cambia considerablemente con respecto a Los lombardos y lo mejora descartando varias tramas superficiales.

13 El corsario – 1848

Ópera en tres actos con libreto de Francesco Maria Piave, basado en el poema The Corsair de Lord Byron. Fue estrenada el 25 de octubre en el Teatro Grande de Trieste. Ya en el año 1844, Verdi había mostrado interés por crear una pieza musical con base en el poema de Lord Byron, pero pasaron muchos años antes de que llegase a cumplir su anhelo. La partitura recién estuvo lista para 1848. Era la obra número 13 del compositor italiano, tal vez por eso su elaboración estuvo llena de contratiempos. Tanto que el compositor no asistió al estreno de la obra y encima fue mal recibida por el público.

14 La batalla de Legnano – 1849

Es la ópera que concluye el ciclo patriótico que inició Verdi con Nabucco. Tal vez por eso, el espíritu patriótico de esta obra sobrepasa los límites alcanzados en cualquier otra obra de Verdi. Su estreno fue un acontecimiento nacional de gran magnitud y llama la atención la cantidad de veces que aparece el grito de “Viva Italia” a lo largo de toda la partitura.