La idea de tener un cargador universal que sea compatible con todos los dispositivos móviles y todas las marcas al parecer dejará de ser una lejana utopía, al menos en Europa. La semana pasada el Parlamento Europeo ha dado luz verde a la iniciativa del proyecto de cargador universal para toda la Unión Europea.

Con esta nueva normativa todas las marcas tecnológicas que operan en los países de la Unión Europea deberán ponerse de acuerdo y crear un sólo cargador para todos sus dispositivos móviles (tabletas y smartphones). Para eso tendrán 3 años para adaptarse a esta nueva normativa. Así todos los usuarios que cambien o compren un nuevo dispositivo móvil no deberán comprar un nuevo cargador, además del ahorro que implicará no comprar este aditamento, también está la reducción de volumen de residuos que afectan el medio ambiente.

Se estima que anualmente en Europa se acumulan 51 mil toneladas de residuos provenientes de cargadores en desuso.

En Estados Unidos ya existe un proyecto similar. Esperemos que este sea un comienzo para que todo el mundo siga esta iniciativa y que muy pronto existe un única cargador en todo el mundo. Soñar no cuesta nada...

Puntaje: 
Sin votos aún