Dell la tercera compañía fabricante de computadoras del mundo acaba de ser vendida en una transacción que tiene como protagonista al propio fundador de la empresa Michael Dell, quien encabeza el consorcio que la ha adquirido por 24.400 millones de dólares. Esta autocompra tiene como fin que Dell deje de cotizar en la bolsa de valores.

Con esta venta los accionistas de Dell recibirán 13,65 dólares por cada uno de sus acciones, suma que asciende a la prima del 25% respecto al cierre que tuvo Dell a mediados del mes de enero pasado, justo cuando empezó a rumorear la posible venta.

Pero qué gana con su salida de la bolsa, la respuesta sería simple: “Libertad”, libertad para poder reestructurarse y regresar a la competencia, que cada vez es más dura con la presencia de dispositivos móviles como la tableta y el smartphone, que han ganado mucho terreno en los últimos años. Ahora libre de la presiones de la bolsa, Dell pretende retomar su sitial que tanto le costó ganar. Recordemos que en la bolsa de valores Dell no sólo competía con compañías tecnológicas, sino con todas las demás.

Puntaje: 
Sin votos aún