Un grupo de investigadores probablemente han realizado el descubrimiento religioso más importante de los últimos años. Tras 3 años de investigaciones en un yacimiento arqueológico en la ciudad ibero-romana de Cástulo(España), en lo que sería un edificio de culto religioso encontraron una serie de fragmentos de vidrio, que al ser unidos para sorpresa de todos se trataba de una imagen de Cristo con lo que sería dos apóstoles.

Marcelo Castro, jefe del proyecto, explica que fueron encontrando pequeños fragmentos de vidrio que al ser unidos dieron una sorprendente imagen de Cristo y dos apóstoles que serían Pedro y Pablo. Los expertos aseguran que se trata de un plato destinado para el pan sagrado.

La imagen se encuentra en un 80% reconstruida, es de un vidrio verdoso mide unos 22 centímetros de diámetro y unos 4 centímetros de profundidad. En la imagen se logra ver un Jesucristo con el pelo corto y rizado y sin barba, lleva una cruz en la mano y una biblia abierta en la otra, y a sus pies dos apóstoles. Según los expertos esta imagen pertenecería a los primeros momentos del cristianismo, poco después que el emperador romano Constantino I (306-337) legalizara la religión cristiana y dejara de ser “subterránea”.

Image

Puntaje: 
Sin votos aún