La ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) finalmente aprobó un nuevo dominio para los sitios porno: las URLs que finalicen en .xxx tendrán contenido sexual orientado al entretenimiento para adultos. Se tratará de sitios seguros y verificados, que no serán fraudulentos ni ilegales.

Esta autorización ha generado controversia, aunque sus defensores están luchando por ella desde el año 2003.

Los nuevos nombres de dominio podrán registrarse a través del ICM (Institute of Commercial Management). Vale destacar que cerca de 230.000 direcciones URL ya han sido reservadas. El ICM espera vender las URL al por mayor a cerca de 60 dólares cada una.

Valga la aclaración de que los propietarios de sitios pornográficos no tendrán que renunciar a sus sitios con dominio .com u otro tipo de URL y que los dominios .xxx no serán obligatorios para los sitios con contenido para adultos.

Las ventas de los dominios .xxx comenzarán muy pronto, aproximadamente a partir del segundo cuatrimestre del año 2011.

Además de prometer porno seguro, libre de fraudes (incluyendo e-mail spoofing, phishing y spam) y de pornografía infantil, el ICM también le asegura a los webmasters que verán más tráfico y mejores ganancias a partir del uso de los nuevos dominios que se convertirán en una marca de confianza para los clientes asiduos de la industria porno.

También cambiará el sistema de pago de los sitios porno, el ICM promete un nuevo sistema "fuerte, seguro y anónimo", lo cual sin duda que generará abultados ingresos para la industria pornográfica.

Puntaje: 
Sin votos aún