Asaltar la nevera

Se ha escrito mucho sobre cómo perder peso, los consejos se cuentan por miles y se han invitado más dietas. Pero perder peso es cuestión de voluntad y de alimentarse sanamente, es un tema de salud pero a la vez también es un tema de estilo de vida. Es por eso que hemos realizado un pequeño listado de consejos que te pueden ayudar a perder peso y a lidiar con el hambre.

1

Comida saludable en casa

Es imposible que el hambre no nos sorprenda a deshoras, lo que nos empujará a un viaje culposo a la cocina en busca de alimentos. Lamentablemente en estos casos la voluntad valdrá poco o nada y será inevitable asaltar la nevera. Lo ideal es tener sólo alimentos saludables en la cocina y en su nevera, si va a comer que sea comida saludable. Frutas, alimentos bajos en calorías, vegetales etc; deshágase de la comida chatarra de su cocina.

2

Saber comprar comida

Muchas veces el sobrepeso no es por comer mucho, sino por qué comer. Nosotros somos los que compramos nuestros alimentos, entonces es muy importante comprar inteligentemente. Realiza una lista de alimentos saludables que se incluyan en una dieta balanceada, muchos vegetales, fibras, pocos alimentos con azúcares y carbohidratos. No es tan difícil.

3

Mucha agua

Mantenerse constantemente hidratado es una de las fórmulas que se repiten bastante en las distintas dietas para perder peso. Los expertos aconsejan por 2 litros de agua al día. Verán que si siguen este consejo, poco a poco el apetito irá disminuyendo. Además de agua, puede beber infusiones frías o calientes, eso sí con poca o nada de azúcar.

4

Engañar al hambre

Tener un antojo es inevitable, pero lo que sí es posible es engañar al hambre en ese momento. Cuando surjan las ganas de comer distraígase en otra cosa, trate de olvidarse de las ganas de comer haciendo alguna otra cosa que aleje su mente de la comida , verá que pasado los 15 o 20 minutos se dirá si realmente debe comer o quizás el antojo ya se haya ido.

5

Eche mano a la nostalgia

Cuando se sienta vencido por el sobrepeso y quiera abandonar las dietas y entregarse a la comida eche mano de la nostalgia. Busque fotos del pasado cuando no tenía esos “kilitos de más” y recuerde aquellos tiempos libres de sobrepeso, quizás esa nostalgia le dé el impulso para nuevamente bajar de peso y retomar su figura de antaño.

Su voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votes)