Acidos grasos

Los ácidos grasos son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, sin embargo, el organismo no es capaz de sintetizarlos todos. Concretamente, los omega 3, forman parte de ese grupo de complementos alimenticios que no podemos descuidar de nuestra alimentación cuando lo que comemos no llega al nivel de aporte que el organismo requiere a diario.

Salgamos de dudas desde un primer momento: la grasa que ingerimos en la alimentación no es necesariamente mala para nuestro cuerpo, sino todo lo contrario. Se trata de un aporte energético para el buen funcionamiento del organismo, siempre que no abusemos de ella. Los alimentos que ingerimos nos suelen aportar una parte importante de estos ácidos grasos, sin embargo, no siempre se trata de ácidos grasos beneficiosos.

¿Qué son los ácidos grasos esenciales?

Los ácidos grasos esenciales son: el ácido linoleico y el ácido alfa-linoleico. Estos dos ácidos son precursores de muchos otros que el cuerpo es capaz de fabricar una vez que haya absorbido estos dos primeros que son esenciales. Entre los ácidos que el cuerpo genera se encuentran el famoso omega 3 y el omega 6.

Curiosamente, deberíamos absorber mayor cantidad de omega 3 que lo que habitualmente hacemos. Por esta razón es bueno completar nuestra alimentación con un buen suplemento, puesto que este ácido actúa sobre el cerebro y el corazón.

Una dieta variada en diferentes tipos de aceites vegetales provee al organismo de los ácidos grasos esenciales. Incluso, los pediatras, suelen recomendar aderezar las papillas del bebé con aceites de diferente origen para asegurar que se le esté aportando variedad de diferentes tipos de Omega.

¿Qué son los omega 3?

Existen tres grandes familias de nutrientes: las proteínas, los glúcidos y los lípidos. Estos últimos son indispensables para una alimentación equilibrada, puesto que ayudan a la formación de las células y favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Una alimentación equilibrada, rica en pescado, puede aportar la cantidad suficiente de omega 3 que el cuerpo necesita.

Los omega 3 son muy beneficiosos para los niños, puesto que intervienen en un correcto crecimiento y desarrollo. En los adultos son buenos para evitar que las placas de colesterol bloqueen las arterias.

Por el contrario, la falta de omega 3, favorece el asma, las alergias, las enfermedades cutáneas, los dolores de articulación, la diabetes y otras muchas relacionadas con esta carencia. La depresión, la osteoporosis, la diabetes y el cáncer podrían agravarse con la falta de omega 3 en el organismo.

El aporte de omega 3

La mejor forma para mejorar el aporte en omega 3 es la de adoptar un régimen de comidas más variado y equilibrado. Para eso es bueno comer con frecuencia:

  • Pescados (Los peces azules son ricos en estos ácidos grasos)
  • Productos ricos en ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal

El aceite de nuez, de colza y de oliva son ricos en omega 3, pero este ácido, al igual que el omega 6 se oxidan. Lo ideal es que este suplemento alimenticio vaya acompañado de algún antioxidante como la vitamina A, la C, la E, o el Zinc.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)