Marcapasos

Analistas informáticos, expertos en seguridad y varios otros especialistas han comenzado a declarar que es perfectamente factible que los “hackers” se hagan con implantes físicos instalados en humanos, como son los marcapasos, por ejemplo. El problema de seguridad en estos aparatos que, paradójicamente ayudan a las personas, está en que muchos de ellos cuentan con conectividad inalámbrica para revisar su funcionamiento y actualizarse. Es en esta “conectividad” donde los hackers pueden encontrar una puerta de entrada al control de dichos dispositivos.

En el caso de los marcapasos, un experto en infiltración informática perfectamente puede administrar el funcionamiento del mismo, llegando incluso a detenerlo si quiere. En lo relativo a las bombas de infusión de insulina, la cosa es aún más complicado pues se podría llegar a cambiar la dosis administrada de forma remota, lo que constituiría un homicidio no tipificado en la mayoría de las legislaciones, al menos no directamente.

Muestra de que todo lo anterior es cierto, y es sin duda peligroso, la encontramos en el experimento que realizó Bernaby Jack de McAfee, quien usando una antena pudo cambiar la administración de una bomba de insulina infiltrándose de forma inalámbrica a más de 100 metros de distancia. Obviamente la idea de esta prueba fue demostrar la falta de seguridad existente en estos dispositivos, pero ¿Habrá seguridad algún día en su uso? Nosotros pensamos que no.

Es por todo lo anterior que diversas legislaciones están comenzando a empoderarse de los conceptos asociados a las brechas que genera el uso de tecnología masiva, y un ejemplo de ello es lo que ha comenzado a hacer Europa al encarcelar a los hackers por dos años – como mínimo - cuando infringen la seguridad informática de alguien.

Durante una sesión de la Comisión de Derechos Civiles del Parlamento Europeo, se contaron al menos 50 votos a favor del encarcelamiento de delitos informáticos relacionados con el quiebre de la seguridad de un determinado sistema. Hasta el momento Reino Unido tiene una ley contra el uso indebido de ordenadores que, de concursar agravantes en la comisión del ilícito, puede encarcelar al sujeto por dos años, empero ahora se hablaría de delitos que privarían de libertad al infractor hasta por cinco años.

Sin votos aún