Consejos para salvar su matrimonio

Recuerdo una canción perteneciente a la banda de rock argentina Cain Cain, que dice: "Pero el amor es más fuerte", y sin duda que el amor es el sentimiento más noble del ser humano y la base para consolidar cualquier tipo de relación. Sin embargo, ¿basta con solo el amor? Los románticos pensarán que alcanza y tal vez todos quisieran creer que así es, pero lamentablemente, el amor también requiere esfuerzo, voluntad, trabajo y comunicación para seguir siendo un sentimiento limpio.

Cuando una relación comienza y las dos partes están tremendamente enamoradas, pues no hace falta ningún trabajo para que las cosas funcionen, pero cuando pasan los años, llega el matrimonio, los hijos, el trabajo, los problemas económicos y demás, se vuelve necesario trabajar sobre la pareja para que esta sea sólida y pueda enfrentar cualquier conflicto.

Hay muchas formas de mantener una pareja estable, unida y fuerte, conozcamos algunos de los consejos de Emma K. Viglucci, terapeuta matrimonial y familiar:

Hablar

Para algunos puede resultar muy obvio, sin embargo, una pareja puede hablar y hablar y nunca comprenderse. La idea es aprender a expresarse sin herir los sentimientos del otro, y aprender a escuchar sin poner el propio ego de por medio. De esto resultará una verdadera comunicación que permitirá la comprensión de las partes y facilitará los acuerdos y las decisiones.

Contar hasta 10

La ira arruina cualquier tipo de conexión o encuentro. Si cada vez que se presenta un problema, usted o su mujer simplemente se enojan y gritan, ¿piensan que están solucionando algo? Entonces, hay que aprender a contar hasta 10, calmarse y buscar la mejor forma de solucionar un conflicto.

No alejarse

Cuando una pareja está atravesando una crisis, lo más común es que se aleje para evitar el choque, sin embargo, hay otras formas de seguir adelante. Busque puntos de encuentro con su pareja, si en casa no pueden hablar, salgan a tomar un café, intenten mantenerse unidos de la forma que sea. Aprenda a relajarse con su pareja, si las cosas están tensas, espérelo con la bañera con sales aromáticas, organice una cena con amigos, una escapada para los dos, etc.

Intentar divertirse

No deje de compartir momentos de distensión con su pareja: salgan a correr juntos, a andar en bicicleta o a pasear en el auto. Almuercen el fin de semana al aire libre en un parque, emprendan un proyecto juntos en el hogar, salgan con amigos, visiten el bar nuevo del barrio.

Brindar contención

Cuando las cosas están mal, suele ser mejor turnarse con los días malos, es decir, si ambos miembros de la pareja están mal todos los días, pues será difícil cambiar, en cambio, si llega a su casa y nota que su esposa está mal o preocupada, deje de lado sus propios problemas, ponga su hombro y brindele contención. Verá que ella se repondrá y podrán estar más tranquilos. Seguramente otro día, su esposa hará lo mismo por usted.

Dar espacio

También hay que saber notar cuando realmente es mejor hacer planes por separado que quedarse juntos. A veces, el solo hecho de salir un rato de la casa, ir al cine con un amigo o ir a ver un partido de fútbol, ayuda a volver repuesto y mucho mejor al hogar, con energías para seguir adelante.

Sin votos aún