Pelea de pareja

No es secreto que todas las parejas del mundo de vez en cuando tienen una “pelea”, que muchas veces se supera rápidamente y pasa al cajón del olvido, pero en otros casos una pequeña pelea que desencadena una tempestad que muchas terminan en la ruptura de la relación. Pero por cuál son los motivos de estas peleas y como se pueden afrontar para no sucumbir ante ellas.

Los motivos comunes de las peleas de pareja

Los motivos de las peleas de pareja son casi infinitos, pero algunos son los más comunes. Los motivos pueden ser pequeños, hasta a veces insignificantes e irrisorios como dejar destapada la pasta de dientes o dejar la toalla echada en el baño o pueden ser grandes como los celos o algún asunto no resuelto que salta al mínimo roce.

Los problemas pequeños se pueden arreglar con un simple “lo siento” o “no volverá a suceder”, aceptar el error y resarcirlo al momento. Pero muchas veces este afán de buscar pelea “por nada” viene con un motivo secreto, por estrés o porque tu pareja tuvo un mal día y busca desquitarse con cualquiera. Si se trata de estrés o un mal día, es comprensible y con un poco de comunicación se puede superar fácilmente. Pero si la pelea es manejada por motivos ajenos al hecho en sí, se trata de un problema más grave.

Los asuntos no resueltos o no superado es otro de los motivos más comunes para armar un guerra de cualquier cosa, saliendo a flote cosas del pasado que se creían superadas. Esto necesitará más que un lo siento, se tendrá que reconocer cuál es ese problema que viene añejando el rencor que se ha convertido en una bomba de tiempo.

Los celos de siempre

Los celos son otro de los motivos más comunes en las peleas de pareja, estas peleas pueden ser pequeñas o desencadenar una gran pelea que puede acabar con la relación. Este tipo de peleas deben tomarse con pinzas, es un tema muy delicado, aunque casi siempre los celos son infundados o por un malentendido. En este caso de peleas por celos lo mejor es dejar todo claro y zanjado, ya que si no es problema resuelto es probable que en un futuro cercano vuelva a salir a flote el mismo tema.
Trate de resolver sus peleas con el diálogo y la comprensión, y recuerde que muchas veces las reconciliación es lo mejor de una pelea.

Sin votos aún