Las rupturas siempre son tristes y muchas veces nos llevan a más sentimientos negativos como el rencor, el odio y hasta la venganza. Y aunque no es fácil ver el lado positivo de una ruptura lo hay, además estos sentimientos negativos no te llevarán a nada bueno y serán un lastre que no te dejará empezar nuevamente. Hemos realizado un listado con algunas razones de peso para no odiar a tu ex (aunque se lo merezca...).

1

Gracias a tu ex sabes lo que quieres y lo que no

Después de una ruptura las cosas siempre suelen ser más claras para bien o para mal, el rompimiento con tu ex te da una perspectiva más clara del amor y las relaciones. Ya sabes con más certeza que es lo que quieres y lo que no. Inclusive se lo podrías agradecer aunque sonará un poco irónico. Gracias a tu ex ahora sabes que es lo que estás buscando y lo que no quieres en una relación, una buena razón para no odiarl@.

2

Ahora sabes un poco más sobre el amor

O desamor, cualquiera que fuera el caso una relación aporta bastante en nuestra vida y es gran parte con quién estuviste. Puede sonar cursi o una frase cliché, pero las relaciones fallidas siempre tienen un lado positivo, y es la experiencia que ganaste en ellas, y gran parte es a tu a tus ex. No lo mires como un enemig@, recuérdalo como alguien que te dejó una experiencias que te hizo ser mejor.

3

Ahora sabes más de ti

Si bien es cierto la relación es cuestión de 2, muchas veces sirve para conocerse a uno mismo, a descubrir lados que quizás no sabíamos que teníamos y gran parte gracias a tu pareja (ahora ex). Ahora conoces tus reacciones y respuestas ante algunas situaciones de la vida y de las relaciones de pareja.

4

No todo fue malo

Por más mala que haya sido una relación siempre hay cosas buenas que rescatar, y son las que debemos recordar a nuestro ex. Quizás te brindó apoyo en un momento difícil, o te ayudó en algo importante en tu vida. Si buscas bien seguro recordarás el lado positivo de esa relación y de tu ex.

5

Es una etapa de tu vida

Muchas personas insisten en borrar una relación del pasado y a medida que pasan los años te irás dando cuenta que es vano y que es un capítulo de tu vida que nunca se borrará aunque lo intentes. La vida tiene buenos y malos capítulos o etapas, debemos recordarlas como eran pero con una actitud positiva. Negar una relación hace que niegues una parte de ti; negar a un ex coquetear con la mezquindad; y hablar mal de tu ex, es hablar mal de ti mismo, recuerda que fuiste tú la que estuvo con él o ella.

Sin votos aún