Película: Amigos con derechos

Te haz preguntado porque solo eres una conquista o una relación fugaz y no su pareja. La experta en relaciones y escritora de Elite Daily, Ravid Yosef, nos explica y nos de las razones del por qué eres solo una conquista y no su pareja.

1

Cuestión de prioridades

Una relación es una prioridad a la que le debemos dedicar tiempo, pero si para ti verse de vez en cuando o cuando sobra tiempo está bien, seguramente estás en el lado de las relaciones eventuales o nada serias. Si nunca le diste la atención adecuada, el tiempo y nunca fue una prioridad para ti, es muy poco probable que seas tomado en en serio o califiques como una futura “pareja”.

2

Nunca le dijiste “te quiero”

Si de tu boca nunca ha salido las frases “te quiero” ó “te amo” , es que probablemente nunca lo sentiste y para ti solo fue una diversión, quizás la otra parte piense igual o simplemente esperaba que pasara. Si nunca expresaste tus sentimientos o evadiste a ese tema, tampoco eres un buen prospecto de pareja.

3

Sin compromiso desde el principio

Muchas relaciones empiezan sin compromisos y poco a poco se va dando y al final se tornan en una relación seria que puede acabar hasta en matrimonio. Sin embargo muchas personas que empiezas esta clase de relaciones dejan muy claro desde el principio que no quieren compromiso y de buenas a primera cierran la posibilidad a una relación futura; la otra parte tendrá en su cabeza esa idea y nunca te verá como expectativas, ni tampoco se hará ilusiones. Mejor no etiquetar la relación en el principio, nadie sabe cómo se pueden dar las cosas.

4

Negarse a los sentimientos

Es difícil pasar al siguiente nivel o crear un compromiso si te niegas a los sentimientos, si eres emocionalmente inaccesible o crear una barrera para todo el tema sentimental. La otra persona seguramente pensará que por más bien que la pase contigo siempre le faltará “algo” y ese algo está relacionado con los sentimientos, así que no te verá como un candidato a formar una pareja.

5

No le gustas... tanto

Las relaciones sin compromiso suelen ser eventuales y al poco tiempo se acaba la magia y no trascienden, todas empiezan por una atracción física pero no basta para formar una pareja. Muchas veces no calificamos como pareja porque simplemente no le gustamos tanto o no cumplimos sus expectativas.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)