Es una pregunta que muchos webmasters y administradores de webs y blogs se hacen. El debate parece situarse en si es lo más conveniente para una web propia tener enlaces nofollow o dofollow y viceversa. Es decir, ¿qué conviene? ¿tener enlaces apuntando hacia tu web o blog que sean de un tipo u otro?

Pues bien, salgamos un poco de esta combinación de palabras para no marearnos y veamos en primer lugar qué quiere decir un enlace dofollow y qué, nofollow. Si traducimos al castellano estos términos que se utilizan en el lenguaje SEO (Search Engine Optimization u optimización para las buscadores como Google), dofollow significa decirle a las spiders o rastreadoras de sitios web de los motores de búsqueda que siga un enlace y por el contrario nofollow le indica no seguir ese enlace.

Se supone que el enlace dofollow favorece al sitio hacia el cual apunta el mismo y por el contrario, el enlace nofollow estaría favoreciendo al sitio donde se origina el enlace. Sin embargo, esto es relativo y va a depender de una serie de aspectos.

¿En qué favorece un enlace dofollow?

Favorece al sitio al que apunta el enlace para un mejor posicionamiento web en los resultados de búsqueda siempre y cuando el sitio origen del enlace sea adecuado. Esto quiere decir que, por ejemplo, sea un sitio relacionado con la temática del blog o web hacia el que apunta ese enlace.

Además, es importante que el sitio del origen del enlace no sea un sitio penalizado por Google o considerado contrario a las políticas de Google. Por ejemplo, un sitio con contenido duplicado o con temática para adultos así como con contenido ilegal o spam.

Si el sitio origen se relaciona con la temática del sitio al que apunta y goza de buena reputación pues es un muy buen punto que para un mejor posicionamiento web.

¿En qué no favorece el dofollow?

Se supone que no favorece al sitio de origen cuando tiene demasiados enlaces salientes que por ejemplo contengan enlaces de afiliados o, que al haber tantos enlaces, sea considerado como una “granja de enlaces” lo cual no es beneficioso para el sitio.

Sin embargo el dofollow, si se realiza correctamente, no tendría por qué afectar al sitio de origen cuando conduce al usuario hacia una mayor amplitud de información y no se excede en la cantidad de enlaces salientes.

En suma, como en todo, siempre conviene tener una actitud media y responsable sin abusar de nada.

El enlace nofollow se recomendaría más en aquellos casos en que por ejemplo se colocan enlaces de afiliados o cuando un sitio ya tiene demasiados enlaces salientes.

En el caso del enlace dofollow se recomendaría más para sitios de una misma red de blogs o webs y, por qué no, para una web externa siempre y cuando sea útil para el usuario y no haya exceso en enlaces salientes.

No hay dudas que no es un tema cerrado el de los enlaces nofollow y dofollow ya que tiene más complejidades para tratar y profundizar. Por ello es que se debe estar siempre al tanto de las novedades y estar siempre investigando sobre el tema. Ahora bien, hay algo que es indiscutible que es: Cuidar la experiencia del usuario de internet; toda una premisa para respetar.

Sin votos aún