Pitugo Gruñon... Odio todo

Hoy decir la palabra “odio” se ha vuelto más común, así como decir alguna frases negativa. Pero realmente estamos conscientes del efecto que puede tener esta “negatividad”. A continuación veremos algunas muy buenas razones para dejar de odiar y ser negativos.

1

Odiar no tiene nada positivo

A pesar que el odio es un sentimiento de los seres humanos y está en nuestra condición, es mejor mantenerlo alejado de nuestra vida ya que no tiene ningún efecto positivo en ella. El psicólogo Manuel Vitutia, explica que el odio nos quita la paz, nos puede causar hasta una úlcera y nos hace perder tiempo y obviar las cosas buenas de un día.

2

Odiar no te hace feliz

O al menos te complica la tarea de serlo. La psicóloga Jennifer Delgado explica que ir odiando por la vida hace que llevemos una pesada carga que impide o complica nuestra propia felicidad.

3

Las palabras negativas se nos revierten

Joost Scharrenberg en su libro “La magia de las palabras” nos dice que las palabras y frases negativas como “no”, “nunca”, “no puedo”, “imposible” y “quizás”; nos traen serios problemas de superación en la vida. Las palabras negativas entran a una suerte de espiral que termina revirtiéndose a nosotros, como una suerte de búmeran; ya que las palabras negativas vienen acompañadas de pensamientos negativos. Un estudio realizado por la Universidad de Miami, determinó que las personas que dicen palabras negativas son más fácilmente arrastradas por la depresión.

4

La negatividad da una mala imagen

Ser negativo proyecta una muy mala imagen en nuestro círculo de amistades y nuestra familia; a nadie le gusta estar con una persona negativa o que diga palabras negativas todo el tiempo, que tengan una actitud que en vez de subir el ánimo, lo baje. El comunicador social , Joost Scharrenberg, explica que las palabras y la actitud negativa funcionan como obstáculo e influyen negativamente en la percepción de nosotros ante los demás.

5

Las palabras negativas dañan a los demás

La escritora Catherine Pratt, nos dice en su libro “Cómo tratar con gente negativa”, que las personas que dicen palabras negativas pueden provocar reacciones negativas como depresión y estrés en las demás personas. Por su parte la psicóloga Blanca Fernández Tobar, explica que las palabras positiva pueden resultar hasta motivacionales, en cambio las negativas hacen el efecto completamente lo contrario.

6

Las palabras negativas son barreras

Psicológicamente las palabras negativas pueden convertirse en barreras en nuestra vida, decir por ejemplo “lo voy a lograr” y “no lo voy a lograr”, puede ser la diferencia entre hacerlo y no hacerlo, las palabras negativas pone límites y te predispone para el fracaso.

Su voto: Ninguno Average: 3.5 (2 votes)