Emociones Positivas

El ser humano tiende al positivismo o al menos es lo que se podría concluir luego de un análisis respecto de la reacción que tienen los consumidores al observar anuncios que expresan emociones positivas.

La comunicación basada en emociones positivas es más recordada y mejor identificada por los consumidores que aquellas que manifiestan emociones negativas. La pregunta que todos nos hacemos con esto es ¿Somos capaces de emocionar con nuestra marca? El Grupo Omnicom organizó un encuentro donde se habló de la emoción y las marcas, un tema que formará parte de la parrilla temática del 2011 junto con las redes sociales.

En la actualidad el concepto que un consumidor pueda tener sobre un producto, servicio o marca determinada depende de la experiencia que le haya generado la misma, pero antes que esa “experiencia” llegue a poder ser analizada y llevar a tomar decisiones o emitir opiniones, es la emoción la encargada de proporcionar credibilidad, confianza y hasta un lazo de afecto.

Gfk aporto resultados de un estudio en la convención antes mencionada. Las marcas emocionales en la actualidad, según la opinión de Carmen Sebastián – Profesora de la Universidad Complutense de Madrid – es la que puede establecer un diálogo con el consumidor y crea empatía. En este sentido, si pensamos en una marca que pueda generar empatía ¿Dónde entran las redes sociales? Precisamente en la facilitación del diálogo, y es por ello que hemos dicho en otro de nuestros artículos que no creemos que las redes sociales marquen la extinción de las empresas si no se utilizan, pero sí reconocemos su labor humanizadora.

Los consumidores se movilizan siempre por algo, siempre hay algún factor que hace posible que una persona haga algo y termine tomado la decisión de compra, de esta manera es fundamental combinar los conceptos y técnicas básicas de marketing conocidas, con las nuevas fórmulas que permiten medir el grado de empatía y confianza que vamos generando en nuestro mercado objetivo conforme nuestro comportamiento e intervenciones sociales.

Con o sin emoción, lo que busca toda empresa es impactar a los consumidores, por eso este estudio demostró que la mejor forma de hacerlo es entregando emociones positivas en los anuncios. La diferencia del impacto que genera un aviso con al menos una emoción negativa versus uno que incluya una emoción positiva es del 48% y 54% respectivamente.

Entre un total de 200 anuncios publicitarios que fueron analizados, el 75% de los cuales mostró una emoción positiva consiguió un elevado porcentaje de comprensión del mensaje por parte del mercado objetivo. En resumen, las personas recuerdan más un aviso (marca) cuando ésta transmite emociones positivas.

Sin votos aún