Aunque el boca a boca positivo y negativo tiene un tipo de expansión similar, según el informe entregado por trnd AG, se comprobó en esta encuesta que las personas tienden a recordar mucho más las conversaciones positivas que las negativas.

Aunque la frase popular dice que “mientras una experiencia positiva llega a tres personas, una negativa alcanza a más de diez”, en lo que respecta a publicidad el efecto no es el mismo. El estudio demostró que las personas tienden a mostrar experiencias negativas a 8,25 personas promedio, mientras que la positiva se expresa a 7,44 personas. Aunque la balanza se inclina levemente hacia la experiencia negativa que se ha transmitido, cuando se consulta a las personas cuál fue la última recomendación que le han dado sobre algún producto o servicio, por lo general han recordado el comentario positivo y no el negativo.

El 89% de las personas tiene un recuerdo positivo de la última recomendación que le hicieron sobre algún producto o empresa, mientras que sólo el 7% tiene un recuerdo de negativo sobre este punto. Los consumidores están expectantes frente a las noticias positivas, más que a las negativas.

Las personas gustan de la generación de comentarios, aunque tienden a recordar más los positivos que los negativos. El boca a boca que perdura es aquel que transmite buenas recomendaciones, más que aquel que se enfoca en malas experiencias. El 90% de las personas recuerdan comentario positivos que se les han hecho, por lo que la memoria del colectivo de personas parece no tener una especial fijación en las malas noticias.

Puntaje: 
Sin votos aún