La publicidad encubierta fue identificada en Sudáfrica, los responsables interrogados y las malas prácticas publicitarias puestas al conocimiento de todo el mundo.

Es insólito pero cierto, FIFA expulsó a 36 aficionados que se aprestaron a ir al mundial de fútbol en Sudáfrica para apoyar a su selección, aduciendo que la indumentaria que utilizaban era parte de una publicidad encubierta de una empresa que no formaba parte de los patrocinadores del evento deportivo ¿Puede ser eso cierto?

No siendo detectados en la entrada del partido entre Holanda y Dinamarca, fueron sacados de sus asientos en el intermedio, luego del primer tiempo, para ser retenidos en las dependencias de FIFA y puestos a disposición de un interrogatorio que tenía por finalidad el descubrir qué es lo que estaba pasando. Luego de realizas las pericias, se descubrió efectivamente que la indumentaria color naranja era parte de una campaña publicitaria que tenía una empresa cervecera de promocionarse regalando “poleras” por cada una de las cervezas que se compraba, a modo de publicidad mundialista.

Los afectados intentaron explicar este acontecimiento a las fuerzas de orden y seguridad que les retenían, pero éstos siguieron buscando respuestas ante la eventualidad de que hubiera un trabajo en conjunto o al menos una complicidad entre el anunciante encubierto y los supuestos promotores. Lamentablemente para los afectados, en Sudáfrica este tipo de hechos es penado con una cantidad de hasta seis meses de reclusión en un recinto penitenciario, por lo que no se trataba de un delito menor.

Cuando se le cuestiono a los dueños de la empresa comercializadora de cervezas por los acontecimientos, ésta dijo que el logo de la cerveza no estaba incluido en la prenda, pero que de cualquier forma las personas pueden vestirse como se les da la gana, tratando así de utilizar la libertad individual para hacer pasar su publicidad, pero reconociendo al mismo tiempo que indujo a engaño a todos los que compraron su producto y utilizaron sus poleras.

Puntaje: 
Sin votos aún