Mark Zuckerberg de Facebook

Buscar y emprender nuevas estrategias de marketing a través de los Medios Sociales es una de las preocupaciones con las que tienen que lidiar las empresas modernas, aún cuando no se tiene real certeza de la durabilidad de esta verdadera revolución de medios digitales, como son las redes sociales. La posibilidad de utilizar a las redes sociales como canales efectivos de comunicación con los usuarios, incentiva a marcas y empresas a marcar presencia en lugares como Facebook, quien ostenta un margen de ganancias muy interesante.

Si bien es cierto hoy muchos son los que hablan de la indispensabilidad de las estrategias de marketing integradas a la promoción y presencia en redes sociales, pocos realmente comprenden la verdadera importancia que tiene, así como también el margen de éxito que puede esperarse. Aunque muchos agreguen más misticismo del que realmente tiene una estrategia efectiva en medios sociales, lo cierto es que la posibilidad de mantenerse en contacto con los clientes o mercado objetivo, sin intermediarios, es lo que entrega emoción e importancia a este tipo de estrategias, pero ¿Qué es lo que se está haciendo realmente en las redes sociales?

La idea de llegar más allá del concepto de “comunicación efectiva” con los clientes resulta ser inevitable cuando estamos frente a un mercado tan horizontal como lo es pertenecer a una red social a nivel empresarial, de ahí que campañas publicitarias aparezcan a la orden del día con el propósito de obtener un “rápido retorno”, pero ¿Es siempre así en los nuevos Medios Sociales? No. La primera de las reglas que se debe tener presente es que el compromiso más importante está con la marca, marcar presencia y crear lazos con los clientes existentes y potenciales, esquema donde las ideas publicitarias y los ansiados “clics” en anuncios no encajan del todo bien.

Las redes sociales son importantes, pero no lo son todo

Luego de la última filtración “no intencional” de información confidencial de los clientes que más pagan por publicidad a Google, quedó en claro que Facebook, la considerada red social por excelencia de la actualidad, no lo es todo, y menos frente al todo poderoso as de los negocios en Internet "Google". Si bien es cierto que ha pasado mucho tiempo desde que la idea de Mark Zuckerberg (creador de Facebook) involucró 500 millones de usuarios en todo el mundo – pues hoy tienen muchos más – el margen de ganancias que ostenta esta empresa anualmente oscila entre los 1.200 millones a 2.000 millones de dólares, cifra que es interesantísima, pero escueta si hablamos de que Google recibe cerca de 900 millones de dólares al mes.

Según el informe filtrado en Internet sobre los inversores más importantes de Google, los primero 10 invierten 44,6 millones de dólares al mes (Junio) en publicidad, lo que supone el 5% de la publicidad que realmente tiene esta gran compañía.

Estadísticamente Facebook tiene un gran potencial, pero adolece de un gran defecto, y es que tan sólo un 57% de sus usuarios hace clic en los anuncios que se presentan, según lo informó un estudio desarrollado por eMarketer. Conforme lo anterior, las pretensiones de retorno de la inversión se ven complicadas para aquellas compañías que no conocen bien del tema, no tienen una estrategia bien definida en medios sociales y finalmente, espera que sea la solución a sus problemas de visibilidad.

Conviene tener presente que, de forma muy diferente a como funciona AdSense, en Facebook las empresas practican el llamado Social Media Marketing, donde se preocupan más por interactuar con usuarios marcando presencia que pagando por publicidad lisa y llanamente. De esta forma, el valor que tiene la publicidad en Facebook y otras redes sociales será escaso, siendo en la mayoría de los casos mirado en un segundo plano y afectando lo que hoy se ve como un nicho prometedor.

Sin votos aún