La vigorexia es el trastorno que consiste en la obsesión por acudir a hacer ejercicio al gimnasio continuamente, hasta el punto de convertirlo en un segundo hogar, por mantener una figura corporal y ganar músculo.

Los hombres, son mayoritariamente, los que tienen una obsesión por verse musculosos. Muchos son adictos al gimnasio, siguen una alimentación con alto contenido en proteínas y carbohidratos, además de tomar anabolizantes, buscando de esa forma, la figura perfecta, ganar cada vez más musculatura.

La vigorexia es un fenómeno que, contrariamente al pensamiento común en las calles, no es de reciente aparición. Pues ya revistas dedicadas al análisis sociológico reflejaban los primeros casos a finales de la década de los 70. Se calcula que en algunos países, los que sufren de vigorexia podrían llegar a superar las 25.000 personas.

Algunos expertos han propuesto la búsqueda de motivos ociosos relacionados con lo cultural, para no depender en exceso de los modelos y cánones de belleza que nos exponen a diario en todos los medios de comunicación[1].

El hecho de ir al gimnasio de forma regular y practicar deporte, no implica la posibilidad de sucumbir ante este trastorno. Ya que los estudios resaltan las características básicas de personas con vigorexia: Influenciables y dependientes de la opinión ajena, que se dejan arrastrar hacia los modos de vida que la publicidad y el ambiente les imponen.

Los adictos al gimnasio, suelen ser personas que se dejan influir por los cánones de la moda en el área de la belleza. De las imágenes perfectas que nos venden y sufren de arrastrar consigo una baja autoestima, que les hace sentirse inferiores al resto. Debido a todos estos rasgos, se desprende la necesidad de tratamiento psicológico para poder reconocer el trastorno y recuperar la autoestima perdida.

Cuando los medios nos bombardean con el culto a la belleza, es fácil caer, al no tener la capacidad de valorarse más allá de los méritos de belleza física.

Algunas personas tienen una idea confusa sobre la vigorexia y el fisioculturismo, ya que pueden parecer, a simple vista cosas semejantes o lo mismo, aunque no tienen que ver. El fisioculturismo, es el ejercicio intenso de levantamiento de pesas para obtener un cuerpo más voluminoso, definido y musculoso. Son otros grupos de personas las que se dedican al fisioculturismo profesional, aunque algunos también sufren este tipo de trastorno.


[1] Estudio del Instituto Universitario de Educación Física de la Universidad de Antioquia, 2007.
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)