Cómo hacerse un autoexamen testicular

El cáncer de testículos es más frecuente en hombres jóvenes de entre 20 y 40 años y si se diagnóstica de manera temprana es uno de los más curables. Para detectarlo a tiempo es fundamental el autoexamen de testículos.

¿En qué casos es necesario realizar este tipo de examen?

Según los especialistas, la realización de este autoexamen testicular no es necesaria si no hay factores de riesgo.

Entre los factores de riesgo están:

  • Antecedentes familiares de la enfermedad
  • Tumor anterior en testículo
  • Adolescentes o adultos jóvenes (hasta los 35 años aproximadamente)
  • Criptorquidia (testículo no descendido)

Forma de realizar el autoexamen

Lo conveniente es que las personas que están dentro del público de riesgo, se realicen el autoexamen con una frecuencia de 1 vez al mes. El mejor momento para hacerlo, es durante o después de tomar una ducha, ya que la piel del escroto se encuentra relajada y caliente. La mejor posición para hacerlo es de pie.

  • Primero palpar el saco escrotal con suavidad para localizar el testículo
  • Sostener el testículo que se está revisando con una mano, al mismo tiempo que con la otra se van pasando los dedos de la otra mano con suavidad, pero a la vez con firmeza para corroborar que no haya ninguna protuberancia. Esto debe hacerse hasta revisar la superficie testicular completa
  • Una vez terminado el autoexamen con un testículo, hacer lo mismo con el otro

Interpretar el autoexamen testicular

Para no preocuparse

El testículo de sentirse firme al tacto pero no duro como una piedra. Puede estar más grande o más abajo que el otro y esto es normal.

Para preocuparse

  • Presencia de protuberancias pequeñas, duras del tamaño de un guisante
  • Testículo agrandado o cambios en la consistencia
  • No se localiza uno o ambos testículos
  • Sensación de peso en un testículo
  • Inflamación de los ganglios de la ingle o el cuello
  • Hay dolor o hinchazón en el escroto (puede deberse a que el saco contiene líquido que produce una obstrucción del flujo sanguíneo o a una infección)
  • Acumulación de delgados conductos sobre el testículo (por ejemplo acumulación de venas dilatadas)
  • Dolor repentino y agudo en el escroto o testículos que se prolonga por varios minutos implica urgencia
  • Dolor o molestias alrededor de la ingle
  • Acumulación de sangre o líquido en el testículo

En general el cáncer de testículo comienza con una masa o protuberancia en el mismo. Por lo cual ante esto en un autoexamen testicular, la consulta médica inmediata es muy importante, ya que este tipo de cáncer tomado a tiempo es curable.

Su voto: Ninguno Average: 3 (2 votes)