Uf.. qué resaca

Resaca, resacón, cruda, hangover... llámala como quieras, pero en algo si estarás de acuerdo, no la quieres tener o sufrir. Después de una noche de copas y en donde se te pasó la mano la resaca es inevitable y muchas veces insufrible. Es por eso que hemos recopilado algunos trucos y consejos para tomar en cuenta para evitar la tan molesta resaca.

1

Mucha agua

Mucha agua antes, durante y después; la resaca tiene como uno de sus principales causantes la deshidratación, la que es causada por el exceso de alcohol en tu cuerpo. Bebe un par de vasos de agua antes de acostarte y un par de vasos de agua al despertar. Verás que la resaca no será tan agresiva y no sentirás ese caldero en tu interior que quieres apagar con litros y litros de agua.

2

No mezclar

Existen dos tipos de bebidas alcohólicas: las destiladas (ron, whisky, pisco, gin, vodka etc.) y las fermentadas (cerveza, vino, champagne, licores de frutas etc.). Mezclar destilados y fermentados es el boleto a una resaca inolvidable; evite a toda costa mezclar, inclusive mezclar bebidas, sobre todo las fermentadas. Si empieza a beber un tipo de bebida termine en ella y no cambie a media noche, aunque es muy difícil al menos inténtelo. Si tiene que optar entre destiladas y fermentadas, estas últimas tiene menos contenido de alcohol, su resaca puede ser más llevadera.

3

Comer antes de beber

Simplemente está prohibido beber con el estómago vacío. Comer antes de beber te protege y ayuda a que asimiles menos el alcohol y mantiene los niveles de glucosa en la sangre. Una buena cena rica en hidratos es lo ideal, pero algunos bocadillos mientras se bebe también ayudan, algunos dulces pueden ayudar. Al día siguiente pasa todo lo contrario, si hay resaca es mejor no comer, quizás un café para despertar o un vaso de leche o yogurt, comer esforzará nuestro organismo.

4

Ibuprofeno y vitamina B6

Una pastilla de ibuprofeno antes de acostarnos y una al levantarnos nos puede ayudar mucho a combatir los efectos del alcohol y esquivar la odiosa resaca. También tomar una pastilla que contenga vitamina B6 es muy recomendable para proteger el hígado y el estómago antes de beber.

5

No pasar de la mesa a la cama

Cuando bebemos mucho a veces nos vamos a dormir inmediatamente y ya en la cama sentimos que todo nos da vueltas. Una de los efectos de la resaca es el cansancio, además de que probablemente no nos deje dormir bien. Es recomendable después de beber caminar por un momento, tomar aire y estar por algunos instantes despierto antes de caer en la cama.

Sin votos aún