Remedios y tratamientos caseros para la torticolis
¿Dolor en el cuello?

La torticolis es un dolor limitante en el cuello, producto de una contractura. Si bien pueden existir diversas causas más complejas, entre las más comunes están la mala postura al dormir, pasar muchas horas frente alguna pantalla forzando la posición de la cabeza y el cuello, un mal movimiento o levantar exceso de peso. Es una lesión muy molesta, porque además de causar malestar, produce rigidez e impide la libertad de movimientos.

Remedios caseros para la torticolis

1 Mantener una buena postura

Si por razones laborales o de estudio es necesario permanecer sentado en una misma posición por varias horas, lo ideal es mantener una buena postura en el asiento. Esto incluye que la espalda este derecha y completamente apoyada sobre el respaldo de la silla y las plantas de los pies sobre el suelo. Otro punto a tener en cuenta, es realizar movimientos de rotación cuello y hombros para relajar la zona de tanto en tanto. También cambiar de postura, levantarse estirarse un poco y volver a la posición de trabajo. De esta forma se liberan las tensiones, se relajan los músculos y no se sobrecargan tanto, favoreciendo así la contractura y la consecuente torticolis.

2 Aplicar frío-calor

El frío-local ayuda a calmar la inflamación. Colocar una bolsa de hielo durante unos 10 minutos para que desinflame. Si es necesario repetir la operación. Posteriormente alternar con calor para relajar los músculos y aliviar las tensiones. Aplicar calor local con la ayuda de una compresa caliente o una bolsa térmica durante unos 15 o 20 minutos. Otra alternativa es una ducha caliente o un baño de inmersión al que se le puede agregar alguna planta medicinal como manzanilla o lavanda para potenciar aún más el efecto relajante.

3 Masaje con aceites esenciales

Un masaje en la zona adolorida con algún aceite esencial de lavanda, romero, manzanilla, menta, eucalipto, por ejemplo, será de gran ayuda para desinflamar, relajar y quitar la contractura del cuello.

4 Compresas con vinagre de manzana

El vinagre tiene propiedades increíbles, entre ellas, desinflamatorias. Unas compresas empapadas en vinagre de manzana durante unos 20 minutos, ayudarán a relajar y quitar las tensiones acumuladas en la zona.

5 Masajes con pelota

Otra opción muy efectiva para combatir la torticolis con remedios caseros, aliviando la tensión en la zona del cuello, es realizar una ligera presión sobre el área de dolor con una pelotita o un elemento cilíndrico. En algunos países de América Latina como Uruguay y Argentina, utilizan como remedio casero para la tortícolis, unas barritas de azufre que son pasadas por el lugar y cuando se quiebran, significa según la sabiduría popular, que alivian la contractura. Pero hay quienes dicen que ese efecto se puede lograr con cualquier objeto con forma cilíndrica.

Sin votos aún