Mujeres tímidas
Mujeres tímidas

No hay un real desafío en conquistar mujeres “agresivas” o “directas” a las que con un poco de alcohol podemos llevar a la cama fácilmente pues ellas saben quizá mejor que nosotros lo que quieren de cada cosa que hacen, sin embargo, las mujeres tímidas si prueban nuestras habilidades como conquistadores ya que deberemos observar, ver comportamientos, gustos y estar atentos a cada cosa que ella haga si queremos conseguir nuestro objetivo.

Las mujeres tímidas son muy receptivas y siempre están atentas a los embates agresivos que hombres seductores les hacen para llevarlas a la cama, por lo que saben perfectamente cómo proceder en esos casos, por tanto ¿Qué nos queda por hacer? Veamos a continuación algunos consejos útiles.

Crear una zona cómoda de comunicación

En primer lugar, y como cosa más importante, tenemos que conseguir que la señorita tímida se sienta confortable y segura con nosotros, pues si intentamos darle caza como haríamos con una mujer desinhibida en segundos buscará una puerta de escape y pasará olímpicamente de nosotros.

La mejor apuesta que podemos hacer estando frente a mujeres tímidas es la sonrisa rápida y casual, el hacer cumplidos ligeros y escoger temas de conversación sencillos y que no revistan de complejidad para ninguna de las partes. El contacto visual es importante, pero no debemos abusar de ello o se inhibirán y hasta ahí llegará la conversación sincera. El contacto físico es otra de las cosas que debemos omitir.

Cuando notemos que está relajada, que se suelta a conversar temas un tanto más controversiales, recién ahí podemos atrevernos a llegar más lejos en nuestras movidas.

Hacerlas reír

Dicen que la risa es la cura para el alma, y bueno, tenemos que convenir que también sirve para conquistar mujeres tímidas. Las risas hacen que se rompan más muros de lo que nosotros mismos podríamos haber imaginado, entonces ¿Por qué no recurrir a este subterfugio? Desde el momento en que ella comience a reír, notaremos cómo se vuelve más receptiva a cada cosa que hagamos, aunque provocarle momentos agradables no nos asegura llegar a nada con ella, así que deberemos mantener la calma.

No hay que intentar romper una conversación con algo gracioso cuando ella está interesada en un determinado tema, pues en vez de conseguir avanzar en nuestro plan de conquista pensará que somos unos payasos y retrocederemos. Las primeras conversaciones deben amenizarse con sonrisas y bromas ligeras, pero sin duda sirven para conocer qué piensa, cómo razona y qué le gusta hablar.

En un próximo artículo comentaremos algunos otros consejos para conquistar mujeres tímidas.

Su voto: Ninguno Average: 4 (2 votes)