Hombres buenos
Hombres buenos

La batalla con la que muchos lidian diariamente a la hora de conquistar una mujer hace que una pregunta, y sólo una, aparezca repetidamente sin aparente explicación ¿Por qué no tengo suerte con las mujeres? Intentar descubrir el por qué de esta situación no es fácil y no son pocos los que han quebrantado su espíritu ganador al intentarlo ¿Tú qué harás?

Ya la decíamos en un artículo anterior, los chicos buenos no son lo que ellas quieren, por ello hay que analizarse y ver qué error se está cometiendo, pues a veces ser “demasiado bueno y transparente” quita misterio, emoción e intriga a una relación que – si bien es cierto aún no comienza – puede estar en ciernes con la mujer menos pensada. Aquel dicho que dice “cuando tú vas, ellas vuelven” es cierto, por ello no intentes entenderlas o conquistarlas convencionalmente, sólo aprende a ser tú con ellas.

1

Ser muy bueno no parece real

Ser un hombre demasiado bueno puede hacer que las mujeres desconfíen más de la cuenta ¿Por qué? Porque no es común encontrarse con un “santo” por la calle, la cafetería, el metro, el taxi, la oficina y menos aún durante la fiesta del fin de semana ¿Lo creerías tú? Ser amable no quiere decir ser “excesivamente apacible y bueno”, por lo que no intentes más de la cuenta ser agradable, sólo sé tú mismo.

Es imposible que estés con una sonrisa en todo momento, y ellas lo saben muy bien, por ello procura administrar tus emociones mas no esconderlas, pues ellas las huelen a cientos de kilómetros. Demostrar sentimientos, conflictos y esos pequeños detalles que nos hacen “complicado” les gusta muchas veces, sólo cuida de no exagerar y todo irá bien.

2

Un hombre bueno no representa un reto

¿Por qué siempre miramos a la chica más hermosa de la oficina? Querer estar con la mujer más hermosa, la más compleja y quizá la que aparentemente es “total y absolutamente inaccesible para nosotros” no es casualidad, sino más bien causalidad… somos hombres y nos gustan los retos. Siguiendo la lógica de lo anterior ¿Quién dijo que a ellas no les gustan los retos?

Cuando un hombre es demasiado bueno no representa un reto, pues siempre se está con una sonrisa, es un libro abierto y envía constantemente el mensaje equivocado al decir “hey, ven conmigo, confía en mí y seamos muy buenos amigos por siempre”, en ves de decir “ven conmigo, conóceme y diviértete”. Ser cariñoso y atento, no tiene nada que ver con significar un reto… piénsalo.

3

Ser demasiado bueno no queda bien a un hombre

Ser considerado y preocupado de ellas es una cosa, pero ¿Preguntas su opinión de todo? Si este es tu caso olvídate de conseguir a esa chica sexy que tanto te enloquece mientras baila o camina, pues estás lejos. Un hombre debe ser sensible, pero no “dependiente” de lo que digan las señoritas, pues eso se asocia a “inseguridad” y “poca testosterona”.

Si te gustan las mujeres independientes, bienvenido al club, ellas también quieren lo mismo y no desean un muchacho que reemplaza a su madre por una 30 años menos… quiere un macho que sepa combinar bien la testosterona con el corazón y lo que ellas quieren ¿Puedes con el trabajo? Si es así, entonces no dudes más y hazlo.

Tener confianza y saber hacer bien las cosas es lo que ellas necesitan o buscan habitualmente al menos, y es que debemos tener en cuenta siempre un pequeño detalle en el mundo de las mujeres “ellas no buscan necesariamente lo que necesitan, sino lo que les atrae y punto”.

Olvídate de ser autoritario, conquistar a una mujer nos obliga a dejar de ver en blanco y negro pues ellas viven en colores, por ello aprende a controlar tus emociones, se sincero y honesto con ellas, pero no pierdas tu independencia y no renuncies a tu seguridad jamás… así ellas te adorarán.

Su voto: Ninguno Average: 3.3 (4 votes)