Chicos Buenos
Chicos Buenos

Este artículo es bastante especial pues trata de un tema que complica a varios hombres y que muestra como un crucigrama a las mujeres de hoy en día, pero lo cierto es señores que “las mujeres no quieren hombres que tengan complejo de mártires, pues ellos son para Juana de Arco y no la mujer de hoy”.

Todos lo han vivido alguna vez y la historia se repite una y otra vez por generaciones “las mujeres siempre vuelven con el tipo que no es de regalar flores y bombones”, pero ¿Por qué? ¿Por qué los chicos buenos no se quedan con la mujer hermosa? Todo parece indicar que el triste desenlace para los que se juegan por ser todo un “Mr. Nice Guy” es ser un muy buen amigo, pero eso tiene que cambiar ahora.

A continuación enumeramos algunas de las razones por las cuales una mujer no quiere a un “chico bueno” a su lado a la hora de elegir a su pareja.

1

Los buenos no parecen muy protectores

Mentira o realidad, lo cierto es que las mujeres no ven en el hombre bueno un “protector” que descienda del hombre de las cavernas que solía arrastrar a su mujer a la cueva y, por tanto, no se sienten amparadas por ellos. Si eres un chico bueno que no parece poder defenderse a si mismo, mucho menos podrías representar defenderla a ella.

Recuerda, una mujer “siempre” querrá sentirse protegida, mas no sobrepasada, aunque muchos se sorprenderían de ver cuánto están dispuestas a transar con tal de tener a ese chico rudo que las hace sentir “únicas”.

2

Los buenos se esfuerzan demasiado

Todo chico bueno, parece por manual, pone a la mujer en un pedestal y actúan como si ella fuera una especie de diosa, por lo que “exageran” su afecto al punto de perder terreno sobre quienes van al grano y actúan con ellas de igual a igual, sin miedo a decir lo que hay que decir ni representar cuando ellas se equivocan.

Una mujer actualmente quiere que las cuiden y respeten, pero también saben que el otro debe ser una pareja en todo momento, es decir, debe saber decirles no cuando así lo crean necesario y poder interactuar sin miedo a reproches.

3

Los buenos son predecibles

Muchas personas llevan vidas predecibles, se casan, tienen hijos, trabajan y se jubilan, pero ¿Qué pasó con la aventura de vivir? Con la revolución del “mal llamado” sexo débil hace varios años, toda la rutina pasó de moda y muchísimas sensaciones tomaron el control de lo que debemos hacer para “vivir realmente”. Una mujer que sea capaz de sabe exactamente qué será de la vida de un hombre sin miedo a equivocarse, se aburre.

Recuerda Mr. Nice Guy, tienes que tener una cuota de espontaneidad y emoción en las cosas que haces o ellas pasarán de ti como pareja y te tendrán como número uno en su agenda a la hora de llorar por penas de amor.

4

Los buenos siempre esperan amabilidad

Por el hecho de ser, los chicos buenos, tan dulces y amorosos, siempre esperan que la contraparte responda de la misma forma, pero ¿Qué pasa cuando eso no ocurre? Cuando no ocurre tienden a victimizarse por el hecho de no poder ni controlar sus propias emociones y sentimientos.

Recuerda chico bueno, esa mujer hermosa con la que tanto sueñas salir un fin de semana no verá en tu “bondad” al hombre con quien quiere estar compartiendo a altas horas de la madrugada, pues ella busca un hombre capaz de adaptarse a las situaciones y que pueda actuar en concordancia.

Su voto: Ninguno Average: 4 (4 votes)