Seducir en vacaciones
Seducir en vacaciones

Cuando un hombre soltero se toma vacaciones, sabe que sus oportunidades para seducir son ilimitadas, pues se conocen el doble de nuevas mujeres todos los días y se sale de la rutina constantemente. Por otra parte ellas están especialmente dispuestas a conocer personas nuevas y a dejarse conquistar hasta cierto punto, por lo que quienes sepan utilizar sus habilidades de seducción no tendrán ningún problema en atraer la atención de las señoritas.

No obstante lo fácil que nos pueda parecer conquistar en el periodo de vacaciones, hay que saber cuándo arriesgarse y cuándo abstenerse, pues aún mientras todos estén de fiesta puede que recepcionemos mal las señales y tengamos una desilusión.

No tomarse tan en serio las cosas

Cuando se está en periodo de vacaciones lo peor que se puede hacer es tomarse las cosas muy en serio, ya que si bien es cierto conoceremos muchas señoritas ¿Es necesario pensar que llegará la indicada justo en ese periodo? Atormentarnos con ideas como estas son precisamente lo que no tenemos que hacer.

Las expectativas que nos hagamos deben limitarse simplemente a “pasarla bien” y no a “encontrar la mujer perfecta”, pues eso ya sería pedir demasiado. En vacaciones ellas quieren lo mismo que el conquistador promedio, pasarla bien y tener relaciones apasionadas, pero cortas. Las aventuras de largo plazo no funcionan bien cuando conocemos a una chica en la fiesta de la playa.

Las relaciones íntimas y de largo plazo no son para vacaciones, y aunque puede que haya excepciones, la gran mayoría de las chichas quiere diversión, risas y pasarla bien en todo momento.

Fraternizar con las personas

Otra de las cosas que debemos evitar “a toda costa” es ponernos en una esquina de malhumor mientras todo el resto se está divirtiendo. Las vacaciones son una oportunidad para relajarnos y dejarnos llevar por la música, la alegría y las emociones fuertes, no para abatirnos por estupideces.

Cuando nos enojamos, una de las cosas que perdemos de hacer es fraternizar con otras personas, generamos vibras negativas y de pronto y sin darnos cuenta nos dejan solos apartados en un rincón ¿Es lo que queríamos para este momento? Ciertamente no.

Cuando se va de juerga en vacaciones no sólo se debe ir con la idea de conquistar o seducir la mayor cantidad de mujeres que se pueda, sino también, a compartir y conocer personas que más tarde pueden resultar ser compañeros de nuevas fiestas y presentarnos más personas todavía. Quienes deseen conquistar señoritas estando de vacaciones, deben atacar indirectamente sus objetivos por medio de la socialización con el entorno.

Sin votos aún