Cosas que reducen el deseo sexual masculino

Hay varias cosas que atentan contra el deseo sexual (insomnio, estrés, depresión, etc). Pero el círculo se cierra convirtiéndose en un círculo vicioso, cuando además la falta de sexo como consecuencia de ciertos problemas, causa también muchos otros que a su vez producen ausencia del deseo sexual.

Es importante conocer cuáles pueden ser las cosas que atentan contra e deseo sexual para tratar de evitarlas y controlarlas y así tener una vida sexual más plena.

1

Problemas en la relación de pareja

Denise Knowles, consejera matrimonial, explica que las discusiones en la pareja provocan tensión y estrés, sentimientos de rencor y que todo eso atenta contra el deseo sexual. Es impensable tener sexo con alguien al que se responsabiliza de todo lo malo que sucede en la relación y viceversa.

2

Depresión

Según explica la Dra. Christine Webber, de la Universidad de Londres:

La depresión y otros trastornos emocionales provocan un desbalance en los neurotransmisores del cerebro, por lo que además de abatimiento y fatiga, puede provocar diversos problemas sexuales como baja libido y problemas de erección

3

Baja autoestima

La Dra. Ruth K. Westheimer, de la Universidad de Columbia explica que cuando una persona tiene una percepción negativa de sí misma, siente que no es capaz de atraer sexualmente, ni de satisfacer a nadie. Esto tiene como consecuencia un descenso en el interés sexual.

4

Estrés

El estrés reduce la producción de testosterona, la hormona que se asocia con el deseo sexual. Además de provocar sensación de fatiga que hace que quien está estresado lo único que desee es dormir, descansar y no tener sexo.

5

La falta de sueño

Robert Thayer, profesor de psicología en la Universidad de California en Long Beach explica con respecto a insomnio:

El insomnio produce fatiga, ansiedad y estrés, lo que afectaría gravemente el deseo sexual; además, la tensión producida por la falta de sueño nos haría insensibles a estímulos placenteros, como las caricias

6

Obesidad

Las personas que padecen obesidad tienen aproximadamente, un 30% menos de deseo sexual, porque los vasos sanguíneos de la zona genital se estrechan como consecuencia del exceso de peso, afectando la sensibilidad, el rendimiento y por ende el deseo sexual.

7

Diabetes

Los elevados niveles de azúcar en sangre como consecuencia de la diabetes y la hipertensión arterial, pueden provocar daño en los vasos sanguíneos y los nervios de los genitales, causando insensibilidad, impotencia o vaginismo.

8

Algunos fármacos

Algunos fármacos como los utilizados para tratamientos para depresión, la diabetes, la hipertensión o algunas enfermedades cardíacas, pueden provocar un descenso en el deseo sexual, porque alteran el balance de los neurotransmisores.

9

Mala alimentación

El Dr. Christopher Longcope, de la Universidad de Massachusetts explica:

Una dieta sin la suficiente proteína, o sin suficientes vitaminas y minerales, disminuiría el deseo sexual debido a que reduciría la producción de testosterona y de otras hormonas

10

Alcohol

El alcohol interfiere con los nervios responsables de la erección, por lo que un hombre que ha bebido mucho alcohol no podrá tener una erección buena.

Sin votos aún