Pareja expresando su amor

Los años pueden bajar la llama de la pasión, pero también nos dan experiencia en el tema. Es por eso que hemos reunido algunos secretos sobre los hábitos sexuales de parejas sexualmente felices, de modo que pueden servirnos para reavivar la pasión en la alcoba.

1 Apostar por la sensualidad

Las parejas con más experiencia coinciden que la sensualidad de la pareja aporta mucho en la sexualidad y que jamás se debe perder. Son muchos los elementos que aportan a la sexualidad a cada miembro de la pareja, desde ropa sexy, hasta una conversación caliente.

2 Pequeños detalles

Como en la vida y el romance, los pequeños detalles también son importantes en el sexo. Una llamada romántica y picante a la hora del almuerzo, esperar a tu pareja desnudo o desnuda listo para la acción, tomarse de las manos y demás detalles que aportan a una mejor vida sexual.

3 No hay hora para el sexo

Quizás la pasión se ha visto reducida en comparación con los primeros años de la relación, sin embargo, el sexo no debe condicionarse a un horario, debe llegar de manera natural y libre, sin tapujos y cuando uno de los miembros lo proponga. Sin pensar en la cantidad, ni en la calidad, se recomienda sólo hacerlo porque se quiere y ya.

4 Dejar correr las fantasías

Dejar volar la imaginación es muy saludable en el sexo y sobre todo en las parejas que llevan juntas mucho tiempo. Es una nueva manera de vivir la sexualidad y descubrir cosas nuevas en pareja. No se restrinja y deje correr sus más íntimas fantasías sexuales.

5 Sexo sin presiones

El sexo no siempre debe ser espectacular y mucho menos dos volcanes en erupción. El sexo también es conexión y a veces amor. No deje que las presiones estropeen su vida sexual ni la de su pareja, si esta vez no salió bien, siempre hay una próxima.

6 No deje de lado la sensibilidad

Aunque el sexo suele ser un tema más carnal y pasional, debe haber espacio para la sensibilidad y los sentimientos, ya sean los suyos o los de su pareja. No deje de lado la sensibilidad y tómese el tiempo para escuchar que es lo que su pareja quiere. Uno nunca sabe, talvés en la cama pueda descubrir nuevas cosas de su pareja, más allá de desnudar su cuerpo.

Su voto: Ninguno Average: 3.8 (11 votes)