Posiciones sexuales más populares

Las posiciones sexuales pueden ser muchas así como nos lo muestra el antiguo libro hindú del Kamasutra, sin embargo, algunas de estas posturas resultan muy difíciles de realizar. Revisemos las posturas sexuales más populares.

El misionero

Esta es una de las posiciones más populares, en ella se da contacto visual en la pareja, hecho que la hace más excitante, pero también existe mucha fricción, algo que puede hacer que el hombre eyacule rápido. Es recomendable empezar con esta posición pero cambiar en unos instantes.

La araña

En esta posición el hombre se encuentra sentado con la mujer encima, tirando de ella hacia arriba levantando ligeramente las rodillas. Esta posición permite una penetración profunda.

La vaquera o cabalgata en reverso

Esta posición es una variación de la cabalgata simple, donde la mujer se sienta sobre el hombre acostado y le da la espalda. En esta posición el hombre puede estimular directamente el punto G de la mujer, aunque suele ser muy extenuante para la mujer, hecho que la hace una posición que se puede practicar por poco tiempo.

Estilo del perro

Esta es una de las posiciones que más gusta a los hombres, aunque puede desencadenar en un orgasmo prematuro. El ángulo de penetración permite que sea más profunda, y ayuda a etimular el punto G de la mujer.

Vientre tendido

En esta posición la mujer se encuentra tendida boca a abajo con el vientre ligeramente elevado, por consecuencia tiene las caderas elevadas, el hombre se posa detrás de ella con los brazos extendidos para soportar su peso y mantener el movimiento. Esta posición estimula directamente el punto G de las mujeres, pero el hombre no puede mantenerla por mucho tiempo ya que siente un natural cansancio en brazos y piernas.

El perezoso

El hombre se encuentra sentado con las piernas estiradas y la mujer encima abrazándolo y haciendo un movimiento de arriba hacia abajo. En esta posición el hombre realiza el esfuerzo mínimo, la mujer realiza todo el trabajo.

La cuchara

En esta posición tanto el hombre como la mujer se encuentran de lado, el hombre penetra a la mujer desde atrás y la mujer levanta ligeramente la pierna que no apoya. En esta relación no existe contacto visual, pero resulta muy placentera para el hombre, quien tiene que realizar casi todo el trabajo.

La silla

En esta posición el hombre debe ir sentado sobre una superficie, preferiblemente una silla y la mujer se sentará sobre él, con las piernas ligeramente abiertas. En esta posición existe una penetración profunda y la mujer puede alcanzar el orgasmo rápidamente, además de que ella tiene el control absoluto de la acción.

Aclaración: Se ha utilizado como ejemplo a una pareja heterosexual, pero estas posiciones, al igual que todas, también pueden ser practicadas por personas de ambos géneros en cualquier tipo de relación sexual libre y voluntaria.

Fuente: She Comes First and He Comes Next de Ian Kerner

Su voto: Ninguno Average: 4 (9 votes)