Sex selfie

Los selfies o autofotos es una de las modas más seguidas y populares en la redes sociales en el mundo; pero hace algún tiempo una singular variación se ha puesto también de moda, nos referimos a los “Sex selfies”, que no es más que sacarse autofotos teniendo sexo o en situaciones sexuales.

Aunque no lo crean ya existen algunos estudios al respecto y la moda de los sex selfies es más común de lo que se cree. Una reciente encuesta realizada en el Reino Unidos determinó que el 71% de los hombres gustan de esta práctica, contra un cercano 69% de las mujeres. El popular portal de citas AshleyMadison.com hace poco publicó un informe realizado en base a sus usuarios, en el que se descubrió que el 60% de los usuarios de dicho portal han confesado que al menos una vez se han realizado un sex selfie para después publicarlo en internet o compartir lo en alguna red social.

Esta novedosa moda al parecer nació en el lejano oriente, en los países asiáticos como Japón o Taiwán es más popular que en ningún otra parte del mundo.

Pero qué es realmente un sex selfie

Queda claro que un selfie es una autofoto realizada ya sea en solitario como en compañía. El sex selfie es lo mismo pero con una connotación sexual, ya sea autoretratarse teniendo sexo, es una situación sexual en pareja o en solitario.

Es importante recalcar que si el sex selfie se realiza en pareja debe ser con un consenso mutuo de los implicados.

La mayoría de los sex selfies terminan siendo eliminados a los pocos minutos de haberse realizado; comúnmente las parejas practican esta suerte de fetichismo en donde se ven teniendo relaciones sexuales para excitarse o simplemente para divertirse. Así mismo las parejas se sacan sex selfies por separado para luego ser enviadas a su pareja, también con los mismos fines.

Pero existe una legión de amantes de los sex selfies con obvios gustos de exhibicionismo que realizan esta práctica con el mero afán de ser visto por otros, inclusive desconocidos. Ya existen comunidades para este intercambio de fotos sexuales.

Solo queda prevenir a todos los que estén pensando en ingresar a esta nueva práctica, recuerden que estas fotos pueden caer en manos extrañas y pueden ser usadas con fines oscuros. Ya algunos famosos han sufrido de robos de este material fotográfico y han sido expuestos al mundo sin su permiso.

Sin votos aún