Sexo oral

El sexo oral muchas veces forma parte de una relación, ya sea como un juego en el preámbulo o como una manera distinta de llegar al clímax. Pero no a todos les gusta recibir o dar sexo oral, las razones pueden ser muchas y variadas.

Tanto el cunilinguis (sexo oral recibido por la mujer) como el felatio (sexo oral recibido por el hombre) son prácticas sexuales que podrían decir que son naturales o normales, aunque algunas personas no se atrevan a experimentarlas.

A pesar que se trata de una práctica sexual común, no la podemos darla como obvia o frecuente. Muchas personas no tienen reparos en dar un sexo oral o recibirlo, pero algunas otras personas sólo les gusta recibirlo y no darlos, aunque pueda sonar un poco egoísta. Queda claro que el sexo oral como muchas más prácticas o juego sexuales debe darse por mutuo acuerdo y con el total consenso de tu pareja sexual.

Por qué no les gusta el sexo oral

Tanto algunas mujeres como hombres no quieren ni recibir o dar sexo oral, o sólo quieren recibirlo y no darlo. Las razones pueden ser muchas y casi siempre son las mismas.

Una de los problemas de negarse al sexo oral es tema psicológico, este es un tema sensible y tiene que ver con muchos factores. Debe saber que el sexo oral es también una vía de contagio de ETS (Enfermedades de transmisión sexual), del VIH y hepatitis; es por eso que el sexo oral es una práctica que se debe realizar con una pareja estable y no como parte de un sexo casual o fortuito, queda claro que es muy peligroso. Aunque se puede usar protección en un felatio con un condón y en un cunilinguis con parte de un preservativo, muchos coinciden que en estas circunstancias mejor no hacerlo.

Otro factor que frena a algunos a realizar el sexo oral es la vergüenza o pudor, ya que la persona tendrá un contacto visual directo en la zona genital de su pareja. Este “pudor” seguramente irá desapareciendo con el tiempo y cuando la pareja obtenga más confianza en el sexo.

No saber hacer un felatio o cunilinguis también es otro de los problemas que impide realizarlos. Lamentablemente no existen escuelas que te enseñen esta práctica, así que la experiencia será tu único aliado en este caso. Pero la comunicación es también una gran ayuda, tu pareja te puede guiar para tener un buen sexo oral.

El sabor es también un tema del que se habla mucho del sexo oral, es por eso que algunos prueban este acto con algunos alimentos y bebidas que hacen esta práctica más interesante. Desde helado, vino, miel, crema batida y todo lo que se pueda imaginar será válido para ayudar para mejorar el sabor.

Mitos del sexo oral

Aunque suene irrisorio algunas personas creían que un felatio podía embarazar a una mujer, este es sin duda un mito muy grande. También se cree que algunas mujeres no quieren hacer un felatio porque no quieren a su pareja, otro mito que se debe descartar.

Con esta explicación queda claro que el sexo oral es una cosa de preferencias y gustos, un tema que se debe tocar con mucha comunicación en pareja y que se debe experimentar con el mutuo consenso de la pareja.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)