Apple iPad

El secreto de Apple está ligado indefectiblemente a la mejora del hardware con miras a obtener mejores resultados y no a exponer un listado de “upgrades” sobre el escaparate de sus hermosas tiendas. Muestra de lo anterior es el rendimiento que tiene el procesador A5X de doble núcleo, la forma en que funciona la Ram incrementada, la ventaja que se tiene al contar con una batería que es casi el doble de lo visto anteriormente y de gráficas que utilizan cuatro núcleos.

Cuando se toma contacto por primera vez con el iPad de Apple, la experiencia del usuario no difiere demasiado de la que se tuvo con el iPad 2, cuestión que mejorará con el paso del tiempo al mejorar las aplicaciones para el dispositivo en cuestión – motivo por el que la responsabilidad recae ahora sobre los desarrolladores.

Video renovado, llegó el 1080p

Una de las ventajas del nuevo Apple iPad está en que el video ahora alcanza una resolución máxima de 1080p, por lo que la reproducción es una pasada. Lo único “malo” dentro de esta mejora es que hay que renovar los accesorios que utilizamos con el iPad si queremos exprimir dicha resolución, nos referimos con ello al conocido “Apple TV”.

Sin duda una de las funciones que más revuelo causa entre los amantes de Apple es el llamado “AirPlay”, sistema que funciona como lo hace el común DLNA (Digital Living Network Alliance) para permitir la comunicación entre distintos dispositivos con la prescindencia de cables, pero que tiene un matiz diferente en Apple – como ya es costumbre. Así, si disponemos de un Apple TV y aprovechábamos las ventajas de AirPlay, tendremos que cambiarlo si deseamos gozar del dichoso sistema en 1080p o comprar un adaptador HDMI que aguante dicha resolución.

Batería: Más capacidad por más tiempo de carga

La idea de Apple fue aumentar la autonomía de su dispositivo estrella entre las Tablets, pero junto con ello también aumentó el tiempo de carga y ahí hay algunas críticas por parte de los consumidores.

Quienes dispongan de la nueva tableta de Apple sabrán que el tiempo de uso se extendió a 8.5 e incluso 9.5 horas – dependiendo del tipo de conectividad que se tenga, uso, etc. Esta mejora por cierto que es buena, pues si bien la tablet no disminuyó su tamaño, sí aumento la duración de su uso. Entonces ¿Dónde está el problema? La dificultad está en que cargar el iPad nuevo por USB es simplemente “imposible”, ya que tras cargarla en un puerto USB 2.0 se necesitan unas 12 horas de espera para conseguir el 100% de la carga ¿Están dispuestos a esperar tanto?

Cuando se utiliza el conector de pared, los tiempos bajan notablemente, tanto como para llegar a seis horas de carga a batería plena.

En nuestro próximo artículo, hablaremos sobre la cámara de fotos y la temperatura del iPad.

Sin votos aún