Mientras que se transmitía el partido de Inglaterra versus Estados Unidos en Sudáfrica 2010, quienes veían la señal de alta definición ITV, se perdieron de ver el gol de Gerrard por un aviso televisivo de automóviles que torno la pantalla negra, y que al volver terminó por mostrar que todos los ingleses celebraban el gol, los reclamos no se dejaron esperar.

La interrupción ocurrió justo a los 3 minutos de partido, donde un saque de costado tuvo lugar y luego sólo saben que la selección inglesa ya estaba celebrando ¿Qué habrá pasado? Nadie sabe con certeza qué es lo que pasó, sin embargo el presentador de televisión Adrian Chiles, en el entretiempo se dirigió a los telespectadores para pedir las disculpas del caso, aunque eso no recompensa la pérdida de la emoción de ver el gol en vivo, sobre todo en un partido tan monótono por parte de los ingleses.

La explicación oficial fue que un problema técnico al comienzo de la transmisión fue la responsable del inconveniente. Lamentablemente no se trata de un acontecimiento aislado, ya que el 2009 en la misma cadena televisiva, mientras se transmitía un partido del Liverpool y el Everton, sucedió exactamente lo mismo ¿Nuevo formato de publicidad? Seguramente no.

Esta es una clara muestra de lo que una estrategia publicitaria en televisión puede resultar molesta, inoportuna y hasta desafortunada por lo visto en ITV. La publicidad en televisión es eficiente hasta cierto punto, pero la tendencia últimamente ha sido intrusiva e invasiva para los televidentes, pues durante la transmisión de shows o programas de alta audiencia, se acostumbra a poner publicidad o avisos justo en los momentos más inoportunos.

Puntaje: 
Sin votos aún