Aplicación If I Die

Google recientemente acaba de subir una interesante función denominada “Gestión de cuenta inactiva” para determinar qué hacer cuando una cuenta de usuario de Google se deja de usar o queda inactiva, ya sea por muerte u otras razones. Esta nueva función nos abre la interrogante de qué pasa con mis cuentas de redes sociales cuando muero.

Cuentas de Google

Google ha dado el mejor paso ante este inevitable problema, la muerte. Con la nueva función “Gestión de cuenta inactiva” podrás programar el desactivación de todas tus cuentas de Google (Blogger, Drive, Gmail, Google+, Picasa y YouTube). Con esta herramienta determinarás, qué tu cuenta si deja de tener actividad en 3, 6, 9, y 12 meses se desactive automáticamente o que la información que tengas en dichas cuentas sea enviada a otro contacto; contacto que obviamente el usuario elegirá.

Facebook

En esta red social el tema de la muerte se trata desde la política de privacidad. Aquí existen más de una opción ante la muerte de un usuario; la cuenta podrá eliminarse por pedido expreso de los familiares, pero también podrá ser eliminada o crear un perfil en Memoria. El usuario que declare la muerte de un familiar deberá acreditar el deceso con documentación pertinente (partida de defunción), además acreditar el lazo familiar que los une. Si se opta por mantener la cuenta en momoria, está tendrá algunas restricciones. Toda esta información la puede encontrar en el ícono de ayuda de Facebook, así como los formularios para solicitar el cierre de una cuenta por fallecimiento.

Pero también existe una aplicación llamada “If I Die” (si yo muero), en donde el usuario en vida determina a tres personas que administrarán su cuenta después que éste pase a mejor vida.

Twitter

Esta red social también contempla la muerte de un usuario de manera muy similar a Facebook. En la parte “Reportar violación” encuentra la opción “Cómo informar a Twitter sobre un usuario fallecido”. Mediante la presentación de documentación que se acredite la muerte y la familiaridad del fallecido, la cuenta se pasa a cerrar automáticamente.

Instagram

En esta red social fotográfica los familiares deben enviar un correo electrónico notificando el fallecimiento del usuario, en él se debe acreditar la familiaridad con el usuario y certificar con documentación la muerte de éste. La cuenta se cerrará, no pasará a manos de los familiares o amigos como sucede con Facebook o Google.

Ya existe un precedente que las cuentas de redes sociales sean incluidas en testamentos o que se determine un albacea. Esto sucedió el pasado mes de febrero en Nueva Hampshire (Estados Unidos), cuando una persona que se suicidó seguía recibiendo mensajes hirientes después de muerto.

Sin votos aún