Priapismo

Se trata de una erección persistente y generalmente dolorosa, que no está asociada a una estimulación sexual.

Es más frecuente en niños de entre 5 y 10 años de edad y en hombres de entre 20 y 50 años.

Se considera como una emergencia médica que requiere de intervención inmediata.

Causas

Una erección normal es producida en respuesta a un estímulo físico o psicológico, que produce que algunos vasos sanguíneos se relajen, expandan y aumente el flujo sanguíneo a los tejidos del pene. Como consecuencia de lo cual el pene se llena de sangre y se erecta.

Luego de la estimulación, la sangre fluye hacia fuera y el pene retoma su posición flácida.

El priapismo se presenta cuando alguna parte de este sistema (sangre, vasos sanguíneos, nervios, etc.) cambia el flujo normal de la sangre. Luego de esto la erección no deseada persiste.

Entre los factores que pueden causar priapismo están:

Trastornos de la sangre

Algunos trastornos asociados con la sangre pueden favorecer el priapismo en general isquémico, causado por la incapacidad de la sangre de fluir desde el pene. Entre los trastornos de la sangre están:

  • Leucemia
  • Anemia de células falciformes: Es la causa más común de priapismo

Algunos medicamentos

El priapismo isquémico puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos como:

  • Antidepresivos
  • Medicamentos orales o inyectables para la disfunción eréctil
  • Antipsicóticos
  • Anticoagulantes

Uso de drogas ilegales

Lesión

Trauma o lesión en los genitales, pelvis o perineo.

Otros factores:

  • Coágulos de sangre
  • Lesión en la médula espinal
  • Veneno como el de araña viuda negra o escorpiones

Síntomas

Los síntomas dependen del tipo de priapismo:

Priapismo isquémico. Es el tipo más común de priapismo y los síntomas abarcan:

  • Erección no deseada que se extiende por más de 4 horas
  • Erección no asociada con estimulo sexual o que persiste aún pasado dicho estímulo
  • Punta de eje del pene rígido
  • Dolor o sensibilidad en el pene

Priapismo no isquémico. Se presenta cuando fluye demasiada sangre hacia el pene y suele ser indoloro. Los síntomas abarcan:

  • Erección indeseada que se prolonga por al menos 4 horas
  • Cuerpo del pene erecto pero no rígido

Tratamiento

Priapismo isquémico

Requiere tratamiento de inmediato y en general comienza con una combinación de drenaje de la sangre del pene y medicación.

  • Aspiración: Luego del adormecimiento del pene con un anestésico local, se drena el exceso de sangre con una pequeña aguja y jeringa. Con este tratamiento se limpian los tejidos de sangre, se alivia el dolor y se detiene la erección. Puede repetirse hasta que se detenga la erección
  • Medicación: Inyección de alfa-adrenérgico simpaticomimético en el tejido esponjoso del pene. Dicha droga constriñe los vasos sanguíneos que transportan la sangre al pene, lo que limita el flujo de sangre adentro. Esto posibilita que los vasos sanguíneos que transportan la sangre fuera del pene se abran, permitiendo el flujo creciente de la sangre hacia fuera. Este tratamiento puede repetirse de ser necesario
  • Cirugía: En caso de que no haya éxito con otros tratamientos, puede recurrirse a la cirugía. Un procedimiento que consiste en la implantación de un dispositivo que redirige el flujo de sangre con el fin de que se mueva a través del pene
  • Otros tratamientos: En caso de anemia de células falciformes, puede recurrirse a tratamientos adicionales para tratar enfermedad de los episodios relacionados como el oxígeno suplementario o alguna solución intravenosa para mantener la hidratación

Priapismo no isquémico

El priapismo no isquémico, generalmente, desaparece sin tratamiento. Como no hay riesgo de daño, el médico puede sugerir la observación y espera. La aplicación de hielo entre la base del pene y el ano puede servir para bajar la erección.

En algunos casos puede ser necesaria la cirugía.

Complicaciones

El priapismo isquémico puede causar graves complicaciones. La sangre que queda atrapada en el pene carece de oxígeno convirtiéndose en tóxica para los tejidos. Cuando la erección se prolonga por más de 4 horas, la sangre carente de oxígeno puede dañar o destruir los tejidos, causando:

  • Desfigurante del pene
  • Disfunción eréctil
Sin votos aún