Italia
Plaza de San Pedro - Atracciones turísticas de Italia

Italia ofrece a los turistas innumerables atracciones turísticas, entre las que destacan obras de arte, paisajes y gastronomía del primer nivel.

Italia es uno de esos países en los que todo es interesante, vayas por donde vayas hay mucho que ver, todo depende del tiempo que tengas para viajar. Es uno de los destinos que no hay que dejar pasar. Quizá sea el lugar más turístico y popular del Continente europeo. No se sabe por dónde empezar a aconsejar qué ver, todo es espectacular, hay ciudades, monumentos, paisajes y museos o iglesias en Italia que se deberían ver aunque fuese sólo una vez en la vida para entender la historia de la Humanidad.

Los viajeros pueden elegir entre diferentes clases de turismo, todo es terreno abonado: es imprescindible para los amantes del arte en general y de la pintura en particular; para quienes disfrutan de la arquitectura y también el turismo gastronómico –recuerden que es la patria de la pasta y la pizza-, es de lo más atrayente, sin contar con los deslumbrantes monumentos de la época del imperio romano.

Norte y Sur

Para empezar contemos que Italia podríamos decir que son dos "países diferentes". Aunque la península italiana tiene vocación mediterránea sobre todo en el sur, en el norte se encuentran la elegante Milán, Turín, Boloña o Génova con su puerto, las ciudades más centroeuropeas, podríamos decir, las más alemanas, no en vano están junto a Austria y Suiza. También en el norte está Venecia, una de las más románticas ciudades europeas, con sus decadentes palacios de otras épocas, la bella -y cara- plaza de San Marcos, los canales y los famosos gondoleros. Para conocerle mejor, vale la pena visitarla en invierno y antes de que el agua acabe inundando toda la ciudad con tanto cambio climático.

Florencia, un poco más al sur, es la capital del mundo de la pintura y de la escultura. Sí, como dice la UNESCO en una investigación, en Italia se encuentra el 60% de las obras de arte más importantes del mundo, en la ciudad de Florencia están casi la mitad de ellas. No se puede abarcar tanta belleza en tantos y tantos museos, quizá la Galería "degli Uffizi" sea la más impresionante, ya que cuenta con obras de Botticelli, Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Tiziano o Rubens.

Roma, ciudad eterna

En el centro, Roma. Son imperdibles las visitas a la antigua ciudad romana con las ruinas del Foro -la urbe romana-, el impresionante circo del Coliseo, donde el entonces pueblo romano disfrutaba de las luchas de los gladiadores, con las batallas de los barcos -ya que el recinto de piedra se podía inundar- o la bulliciosa y alegre plaza de España, llena siempre de turistas. Un crucero nocturno por el río Tíber también es una buena idea.

La Ciudad del Vaticano es una visita obligada: la basílica de san Pedro y sobre todo la maravillosa Capilla Sixtina, dentro de los Museos Vaticanos, es una de las joyas de la humanidad. La visión de Miguel Ángel acerca de la Creación, el Diluvio Universal, el Paraíso terrenal o la creación de Adán y Eva -sobre todo la parte central de la bóveda- son mundialmente famosas, y con mucha razón. En la página web de los Museos Vaticanos se puede hacer una visita virtual de los frescos de la capilla. Las obras de Rafael, Giotto o Caravaggio en la pinacoteca del Museo Vaticano justificarían por sí solas la visita. Todos los tesoros del Museo son una "impresionante" (por lo extensa, sin hablar de la riqueza) acumulación de belleza.

Italia mediterránea

En el sur se encuentran Palermo, Messina, Catania o Nápoles. Pompeya, la ciudad sepultada por la lava del volcán Vesubio en la época romana, tiene también una curiosa visita, mientras que las islas de Cerdeña o Sicilia, con el volcán del Etna, merecen también un capítulo aparte. El contraste con las ciudades del Norte es chocante, y la forma de vida del sur italiano es quizá el más auténtico de todo el país.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)