Además de las cosas obvias que cambiarán en nuestra vida, hay algunas que quizás no contemplamos pero también deberíamos tomar en cuenta.

Cosas que debes tener en cuenta si piensas tener hijos
¿Hijos?

La llegada de un hijo nos cambia la vida, no hay duda alguna sobre eso; pero los cambios van más allá de lo que imaginamos y en muchos casos son bastante radicales. Es por eso que hemos recopilado 10 cosas que debes tener en cuenta si piensas tener hijos.

1Las horas de sueño

Dormir nuestras 8 horas diarias es importante, pero con la llegada de un hijo esto se convertirá literalmente en un “sueño”, al menos los primeros años. Debes saber que con la llegada de un hijo perderás muchas horas de sueño en los primeros años, tanto así que dormir placenteramente se convertirá en un deseo constante que pocas veces se haga realidad.

3Adiós a tu intimidad (sexo)

El tiempo es algo que se te acortará drásticamente con la llegada de un hijo. En casa la intimidad en pareja pasará a segundo plano, no sólo por cuestión de tiempo, sino porque estarás cansado o cansada y te quedarán pocas ganas de tener intimidad con tu pareja.

3Tu vida social ¿qué vida social?

El tiempo, las nuevas responsabilidades y las ganas de tener una vida social o mantener la que tenía, se te irán irremediablemente. Salir de copas con amigos, ir a fiestas y hasta ir al cine será cosa del pasado, al menos por los primeros años. ¿estás preparado?

10 razones válidas para no querer ser madre

4Tu casa estará en modo bebé

La tranquilidad que tenías en casa se esfumará con la llegada de un hijo, pero además toda tu casa cambiará en “modo bebé”, desde la decoración, la distribución hasta el orden. Tu casa cambiará radicalmente con la llegada de un hijo y se deberá acoplar a él, así que prepárate para grandes cambios en tu casa.

5Un presupuesto más grande

Como era obvio, la llegada de un hijo hará que cambies tu presupuesto. Tus gastos crecerán considerablemente, gasto que implica su alimentación. su vestido y diversos cuidados, sin olvidar los cambios que deberás hacer en casa y demás imprevistos. Pero como dicen, los niños llegan con un pan bajo el brazo, claro si tienes suerte...

Agregar comentario