¿Tabú?

Para muchos el sexo anal es un tema tabú, pero no es lo es tanto como parece, una reciente encuesta realizada por Journal of Sexual Medicine, reveló que 1 de cada 3 mujeres entre los 19 y 44 años han probado esta práctica al menos una sola vez. Es por eso que hemos recopilado alguna información brindada por expertos en el tema para saber un poco más de este tema sexual.

1

No debe doler

La profesora Alyssa Dweck, MD del Sinai School of Medicine Monte, explica que puede ser nuevo, quizás sentir una sensación extraña pero el sexo anal no debe doler; Dweck dice ue a salvo que haya algún problema (hemorroides o algún problema digestivo), el sexo anala bien hecho y con la lubricación adecuada no debe causar dolor. Aconseja lubricantes a base de agua, ya que el ano no lubrica en el momento de la excitación como lo hace la vagina.

2

No estirar para afuera

Si bien es cierto el ano no es igual que la vagina, el ano se puede acomodar al pene o a algún juguete sexual perfectamente, se estira para adentro y luego regresa a su normalidad.

3

El sexo anala también puede causar un orgasmo

Muchas mujeres han aceptado que el sexo anal también puede llevarlas a un estado muy parecido al orgamo vaginal, una suerte de orgasmo anal.

4

Empiece lentamente

Charley Ferrer, sexólogo clínico de la ciudad de Nueva York y autor del libro “Sexo Ilimitado” (“Sex Unlimited”), aconseja hacerlo después del primer clímax, cuando el cuerpo está relajado. Hacerlo quizás cuando se estén tomando un baño juntos y siempre muy suave y lentamente, sobre todo si es la primera vez o la experiencia no los acompaña.

5

Siempre con consentimiento

El sexo anal siempre debe ser consentido por la pareja, ambos deben estar de acuerdo. Aquí la comunicación es importante, se debe llegar a un acuerdo, de cómo, cuándo y cómo hacerlo; inclusive se puede crear una palabra de seguridad para detener si es necesario. No siempre se va a dar a la primera, quizás una pareja necesite ir poco a poco hasta poder hacerlo completamente.

6

Use condón

Inclusive si están haciendo en pareja de matrimonio o monógama, el sexo anal siempre se debe realizar con condón. Por muchos motivos, hacerlo con condón reducen la fricción permitiendo una una entrada más suave; el tejido anal es frágil y susceptible a roturas microscópicas, lo que puede afectar al pene descubierto con bacterias y enfermedades. Pero recuerda no utilizar lubricantes a base de aceite, ya podría romper el condón.

Agregar comentario