Decálogo de la compra ecológica

10 consejos para hacer compras más ecológicas
Decálogo de la compra ecológica

Ser ecoamigable tiene muchas aristas, y se puede ser ecológico en todo momento hasta cuando compramos nuestros alimentos, sobre todo en estos tiempos en donde los recursos del mundo se acaban y existe una explotación desmesurada de los rSer ecoamigable tiene muchas aristas, y se puede ser ecológico en todo momento hasta cuando compramos nuestros alimentos, sobre todo en estos tiempos en donde los recursos del mundo se acaban y existe una explotación desmesurada de los recursos. Te dejamos 10 consejos para hacer compras más ecológicas.

1¿Necesitas lo que vas a comprar?

Es la primera pregunta que te debes hacer antes de comprar nada. Cuando vayamos al supermercado, a la tienda o al mercado; debemos plantearnos muy bien lo que necesitamos y en la cantidad exacta que necesitamos, no podemos darnos el lujo de desperdiciar alimentos.

2Conviértete en un consumidor informado

Hoy nos informamos todo lo que contiene un alimento y si es bueno para nuestra salud; pero sabemos más de ese alimento, como por ejemplo cómo se produjo y que proceso tuvo. Podemos informarnos de la procedencia del alimento, conocer los métodos de explotación y elaboración.

3Optar por productos que estén dentro del "kilómetro cero"

El concepto "kilómetro cero" se refiere aquellos productos procedentes de un radio inferior a 100 kilómetros. Es decir que si estamos informados (punto anterior), sabemos que alimentos se producen cerca y podemos optar por ellos, así como los productos de temporada y los productos que más se producen en nuestra comunidad.

4Ojo con las etiquetas

En la etiqueta encontramos información de ingredientes y valores nutricionales, pero en algunas encontramos algo más. Hoy muchas empresas se preocupan en especificar todo sobre su producto en la etiqueta, nos especifican su procedencia, procesos y sin son ecológicos. Y no solo nos referimos únicamente a alimentos.

5Agricultura y ganadería ecológicas

Hay mucha controversia sobre los alimentos ecológicos, pero lo que sí es cierto que la producción para cultivarlos y elaborarlos reducen el impacto negativo sobre suelo, agua y aire. Una razón más para optar por ellos.

Hábitos que pueden cambiar nuestro planeta

6Comprar en el lugar indicado

Y no nos referimos a los lugares “orgánico” o “ecológicos” que hoy en día abundan en muchas ciudades. Debemos ser conscientes de dónde compramos. Deben ser lugares que respetan y se comprometen con la ecología, respetan el producto desde el inicio del proceso.

7Mientras menos envasado, mejor

Usar el plástico para todo es sin duda perjudicial para el medio ambiente. Optar por productos que no estén envasado o al menos que no estén envasado innecesariamente es un granito de arena en ayuda al medio ambiente.

8Más vegetales, menos carnes

Se trata de un tema de salud y agua, un alimento de origen animal consume mucho más agua que un vegetal. Por ejemplo por cada kilo de carne de ternera se consume 15.000 litros de agua; mientras que por cada kilo de naranjas 560 litros de agua.

9Únete o crea un grupo de consumo

Puedes tomar parte del cambio si te lo propones. Puedes unirte a un grupo de consumo o crear el tuyo e invitar a demás personas que sigan una vida ecológicamente amigable. El cambio es cuestión de todos, no sirve mucho una posición pasiva ante este gran problema.

10Practica el autoabastecimiento

Nosotros mismos podemos autoabastecernos en la medida de lo posible. Quizás tengamos en casa un espacio para cultivar nuestros propios vegetales, hasta con una maceta puede ser el inicio de una nuevo cambio y un aporte a la ecología y a nuestro bolsillo.

Agregar comentario