Marca Personal

Muchas personas que han gestionado una marca personal o están en ese proceso, son excelentes profesionales, empresarios y/o expertos en algún tópico de interés colectivo, y esta excelencia es precisamente la que los impulsa a transformar tanta materia prima, en un producto o marca, que por su composición, se define como de calidad.

A diferencia de los productos manufacturados, que han pasado por un proceso de estudio de mercado, pruebas y control de calidad antes de su lanzamiento, la marca personal debe autoevaluarse, por no hablar de las labores de marketing y cierres, que también son auto-gestionadas.

Usted es el producto, valórese

También es necesario que la marca personal posea una identidad reconocida previamente, esa percepción que tienen otras personas acerca del trabajo propio, lo que saben y dicen, eso que lleva a la gente a señalar con los ojos vendados, a la persona o marca. (Para efectos del brading personal es inútil promocionarse sin background).

Las características del buen uso de una marca personal, atienden a algunos de los siguientes aspectos:

  • Emplean técnicas combinadas de marketing
  • Usa el networking inteligente (escogiendo muy bien los elementos de configuración)
  • Mantienen presencia en la web, administrando muy bien los contenidos y acciones
  • Muestran un perfil virtual claro, orientado y ordenado
  • Se comunican a través de redes sociales pero informan, promocionan y operan, a través de los sitios y plataformas diseñados específicamente para tal fin
  • Comparte información valiosa, prestando un buen servicio (con los criterios suficientes para no competir consigo mismo)
  • Está presente y hace uso de medios tradicionales de marketing
  • Es selectiva en el dónde, cuándo y para qué estar presente

Errores más comunes

Hay también quienes abusan de su nombre o marca, desgastando recursos que puede ser mejor empleados. Los errores o abusos más corrientes con los que se maneja una marca personal son:

Construir una imagen virtual sin correspondencia con el mundo real

De esta manera podrá crearse una reputación envidiable en la web. El punto está en determinar por cuánto tiempo podrá sustentarse, pues si bien los medio digitales como el papel, aguantan todo, una mala referencia en línea, acaba con la marca en mucho menor tiempo del empleado en construirla.

Saturar los medios con publicidad

Las personas que piensan que la omnipresencia es una buena estrategia de marketing, están totalmente erradas. Nada más perjudicial para una marca personal.

Vivir conectado a las redes sociales

Las personas terminan confundidas ante un perfil que interactúa igual con los amigos, que con los clientes, que juega mientras trabaja, que pertenece a 200 grupos diferentes, posee varios blog, usa tiwtter, facebook y linkeding, ¿Con qué tiempo trabaja?

Coleccionar networking

De nada vale agregar contactos que no tienen ninguna relación con lo que se hace o se ofrece, y con los que no se puede interactuar. No caiga en el error de pensar que cantidad equivale a calidad. Ese criterio es muy válido para la producción en masa, pero para una marca personal no aplica.

Trayectoria, coherencia y responsabilidad

Estos son algunos de los elementos imprescindibles para poseer y manejar una buena marca personal, además de tener claro los medios y estrategias que se emplean en la promoción, y los criterios de selección, pues no es lo mismo perseguir la conformación de una red de seguidores de cuatro dígitos, que estructurar una red selecta y manejable, con la que se pueda interactuar responsable y oportunamente.

Sin votos aún