Muerte en la arena
Manolete y Paquirri

El publico enardecido en la plaza de toros, siempre espera la muerte del animal; pero la historia muchas veces da una vuelta de tuerca y esta fiesta brava cobra la vida del torero. Al final de la faena, el traje de luces siempre termina manchado de sangre, sea del toro o de quien lo lleva puesto.

Han sido muchos los matadores que han sucumbido bajo la furia del toro en esta tradicional fiesta. Estos son los más recordados:

1 Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete” (1917 – 1947)

Nació el 4 de julio de 1917 en Córdoba y murió la madrugada del 29 de agosto de 1947 debido a la cornada recibida la tarde del 28 de agosto de parte del toro “Islero”. Los triunfos apoteósicos de Manolete a lo largo de su carrera como matador de toros son cuantiosos y se dieron en las mejores plazas del mundo. Sus éxitos en México, Barcelona y Sevilla fueron muy sonados. Sin embargo, resultó un torero algo controvertido, muchos lo acusaron de elegir las ganaderías de su conveniencia y llegaron a insinuar que prefería los toros “arreglados” para facilitar sus triunfos; pero lo cierto es que enfrentó a todo tipo de toros. Para los entendidos del tema, Manolete significó una revolución en el mundo de los toros por poseer una técnica muy depurada.

2 Francisco Rivera “Paquirri” (1948 – 1984)

Nació en Cádiz el 23 de marzo de 1948. Fue un torero cuya figura estuvo ligada más a noticias de farándula que a la fiesta brava, tal vez por sus sonados matrimonios con figuras mediáticas como Carmen Ordóñez primero e Isabel Pantoja después. Paquirri encontró la muerte en la plaza de Pozoblanco de Córdoba el 26 de setiembre de 1984 debido a una brutal cornada del toro “Avispado”. Es considerado un torero de indudable profesionalidad y el que mejor soportó la presión de la fama desde Manolete.

3 José Cubero Sánchez “El Yiyo” (1964 – 1985)

Nació en Burdeos, Francia y pudo haber sido una de las más grandes figuras del toreo del siglo XX de no haber muerto prematuramente en la arena. Este hijo de emigrantes españoles fue uno de los alumnos más destacados de la Escuela de Tauromaquia de Madrid. La temporada de 1985 había transcurrido con grandes éxitos para un torero de apenas 21 años y el 30 de agosto estuvo presente en la feria de Colmenar donde enfrentó al toro “Burlero” que lo corneó por el lado izquierdo alcanzando el corazón del matador quien murió casi instantáneamente. La conmoción entre los aficionados fue enorme porque la muerte le llegó cuando estaba a punto de concluir la faena y por la juventud de El Yiyo.

4 Víctor Barrio (1987 – 2016)

Nació en Segovia el 29 de mayo de 1987. Fue la primera muerte de un torero en España en más de 30 años. Los dos últimos toreros muertos por asta de toro en España, antes de Barrio, fueron Paquirri en 1984 y El Yiyo en 1985. El joven matador falleció a la edad de 29 años en la plaza de toros de Teruel como consecuencia de una cornada en el tórax infligida por el toro “Lorenzo”, la que penetró el pulmón derecho ocasionando una pérdida masiva de sangre.

5 Iván Fandiño (1980 – 2017)

Nació en Vizcaya el 29 de setiembre de 1980. Sin tradición taurina en su familia, se aficionó a esta actividad a los 14 años. Hizo su debut en la arena en 1999. En 2011 alcanza su consagración definitiva, cuya fama va en ascenso durante los años 2012 y 2013 en la que hace presentaciones exitosas tanto en España como en ciudades americanas. El 17 de junio de 2017, durante la corrida de toros que conmemoraba las fiestas del pueblo francés de Aire-sur-l'Adour, fue cogido por el toro “Provechito” que lo derribó al suelo y una vez allí le infirió una cornada que le afectó el hígado, pulmón y riñón, lo que le produjo una grave hemorragia. Rápidamente fue trasladado al hospital en donde los médicos solo certificaron su muerte.