victory (1981)
Foto cortesía de courant

El cine y el fútbol son dos de las más grandes pasiones que existen en el mundo, ambas mueven millones de aficionados, llenando salas de cine y estadios, pero la duda es: ¿Por qué nunca han llegado a ser compatibles, por qué los intentos del cine por hacer películas de fútbol no han resultado bien?

El cine ha tratado casi todos los deportes y casi siempre con mucho éxito, algunas películas han marcado hitos en el cine y fueron referentes del tema, pero el fútbol sigue siendo una tarea pendiente para el cine.

Sin pena ni gloria

En las últimas dos décadas, el cine ha probado suerte con el fútbol, en la década del 90' se hicieron muchas comedias que tuvieron como tema central el fútbol, películas que pasaron sin pena ni gloria por las salas de cine.

En la primera década del 2000 se realizó con complicidad de la FIFA una trilogía llamada Gol, que contó con la participación de las más grandes estrellas del fútbol actual como: Zinedine Zidane, Ronaldinho Gaúcho y David Beckham, entre otros, y del joven actor mexicano Kuno Becker, quien no desentonó con su actuación. Pero las cifras le dieron la espalda y no tuvo el éxito que se esperaba, tanto así que la tercera película de la secuela fue directamente a las tiendas de alquiler de video.

Honrosa excepción

Los amantes del cine y del fútbol coincidirán en que la única película que salva la lista de cintas de fútbol es la recordada Victory (Escape a la Victoria o Camino a la Victoria, títulos en español), película estadounidense estrenada en el año 1981, que contó con la participación de un maduro Michael Caine, la soberbia actuación de Max von Sydow y la participación de un recién popular Sylvester Stallone. Quizá uno de los atractivos más importantes de esta recordada película fue la incursión cinematográfica de Pelé, así como la de los jugadores profesionales de fútbol: Boby Moore (Gran Bretaña), Osvaldo Ardiles (Argentina), Paul van Himst (Bélgica) y Kazimierz Deyna (Polonia), todos respectivas estrellas de la selección de sus países, algunos campeones mundiales. Esta película tuvo como ingrediente adicional un ambiente bélico, desarrollado en un campo de concentración nazi de la segunda guerra mundial.

No sabemos si el cine podrá hacer una buena película de fútbol, pero los millones de fanáticos de este apasionado deporte, aún seguimos esperando.

Sin votos aún