Publicidad vía mail

El estudio llevado a cabo por Proclientia esclarece la tendencia de los consumidores al buscar avisos o informarse de las ofertas de las empresas, donde el 62% prefiere verlas por email, el 17% está más cómodo buscándolas en Facebook y apenas un 3% lo hace en Twitter.

El respaldo de esta tendencia lo entrega el 81% de los consumidores que sí está dispuesto a recibir ofertas por parte de las empresas y entrega su correo electrónico para formar parte de las listas de distribución al recibir un email de marketing de una determinada compañía. A la hora de buscar descuentos, el 62% de los consumidores subentiende que suscribirse a una lista de correo es la mejor opción, y entre éstos las mujeres representan el 67% de los casos en que se proporciona un correo electrónico para obtener ofertas y promociones periódicamente.

El 88% de las mujeres consultadas ha declarado que las promociones que llegan por correo electrónico las han incentivado a suscribirse en una lista de correo para recibirlas de forma periódica, mientras que entre los hombres, el 70% declara lo mismo. Los consumidores jóvenes entre 115 y 24 años de edad, buscan suscripciones a listas de correo en el 56% de los casos, mientras que en Facebook lo hace apenas un 28% de los encuestados.

Estos datos arrojados por la encuesta de Proclientia dejan en evidencia el motivo por el cual se prefiere el correo electrónico frente a las redes sociales para interactuar con las empresas respecto de promociones y ofertas, señaló el Senior Business de Proclientia Alfonso Burón. Al parecer los usuarios identifican ciertos factores, como por ejemplo la familiaridad de un formato conocido, el tipo de gestión que pueden darle a los avisos, la confianza, relevancia y la exclusividad cuando eligen recibir ofertas vía mail.

Factores preponderantes en la recepción de ofertas vía mail

  • Familiaridad del email

    Uno de los aspectos que atrae la atención de los consumidores es que el correo electrónico no es algo a lo que no estén habituados o no sepan qué esperar de él, por ello la familiaridad del entorno lo vuelve un método perfecto para interactuar con las ofertas de una empresa determinada. Para aumentar el efecto positivo de una campaña vía email, hay que evitar el exceso de características tecnológicas, pues mientras más familiar resulte, más efectivo.

  • Comodidad en la gestión de la información

    La velocidad de funcionamiento de las redes sociales, obliga a los usuarios a interactuar con rapidez y muchas veces en tiempo real, por ello el uso del correo electrónico resulta más cómodo pues admite una gestión que es posible relegar para los fines de semana sin perder los beneficios de una promoción, por ejemplo. En estos casos es muy conveniente cuidar la cantidad de ofertas enviadas, pues una saturación del buzón del potencial cliente es contraproducente en este punto.

  • Privacidad y nivel de confianza

    Para los consumidores resulta muy importante el conocer hasta qué punto las compañías en Internet están dispuestas a compartir su información con terceros, así como también conocer qué tan difícil resulta desligarse de la lista de envío de ofertas y publicidad si en algún momento llegan a desearlo.

  • Relevancia de la información enviada

    La periodicidad del envío de información es importante, así como también lo es el contenido de los mails que se han enviado a los suscriptores de una compañía, ya que la encuesta demuestra que la importancia o relevancia de éstos son los que deciden si se continúa o no en estas listas. El 41% de los encuestados ha dicho que está dispuesto a dejar una compañía si envía demasiados emails o son de contenido muy básico.

  • La importancia de la exclusividad

    El hecho de que el suscriptor sienta se le envía información exclusiva, contribuye a mantenerlos atentos a los envíos de correo electrónico de las empresas. Generar el sentimiento al consumidor de que es privilegiado al disponer de esta información antes que el resto, que ha sido desarrollado a medida o que se está entregando consejos, información práctica o simplemente relevante en su diario vivir, marca la diferencia en la audiencia.

Sin votos aún