Inmigrantes en Estados Unidos
Inmigrantes en Estados Unidos

Aprobada la ley SB 1070 en Arizona, que obliga a funcionarios públicos y fuerzas policiales a servir como agentes del servicio de inmigración, han dado a lugar a una serie de manifestaciones y protestas que dividen a la población entre quienes, se encuentran dispuestos a dialogar una política de Inmigración abierta y aquellos que no conciben a Estados Unidos con latinos.

De las muchas manifestaciones en contra de latinos, la última se llevo a cabo en uno de los letreros luminosos ubicado en la vía rápida de Palmetto Expressway, a la altura de la salida número 25 en Miami, donde se transmitió un mensaje en contra de la población inmigrante que decía "No Latinos" y "No Tacos". Este mensaje fue exhibido de forma intermitente durante los días lunes y martes en la madrugada, momento en que se reportó y las fuerzas policiales ordenaron la desconexión del letrero hasta averiguar quiénes eran los responsables.

Aunque no hay certeza de la cantidad de horas en que este mensaje fue mostrado, el periódico The Miami Herald en su versión online, señaló que la policía de Miami-Dade hace todo lo que se encuentra a su alcance para dar con los responsables de este hecho tan lamentable.

Los actos en contra de latinos no son situaciones aisladas, existen acciones concretas que perjudican a la población inmigrante en Estados Unidos y ahora más que nunca, gracias a leyes como las de Arizona que están en espera de ser aprobadas en la gran mayoría del país. ¿Cuál es la finalidad de una ley como ésta? ¿Se busca controlar el narcotráfico o la delincuencia mediante la detención fortuita de inmigrantes latinos? El problema no está en la inmigración, sino en la falta de una política clara, justa y transparente sobre el tema, de la que hoy no se quiere legislar, ni hablar siquiera.

Es preocupante observar cómo las conductas de aquellos que se oponen a una legislación pro inmigración, terminan inclusive en amenazas a los propios alcaldes, caso ocurrido con Phil Gordon, Alcalde de Phoenix, quien fue amenazado de muerte en el supuesto de que votara en contra de la promulgación de la ley SB 1070, según declaraciones de su jefe de seguridad Jeff Hynes.

Los actos en contra de la población latina, ya no constituyen hechos aislados provocados por grupos insurgentes o contrarios a una política que esté a favor de los inmigrantes, muy por el contrario, se trata de una conducta regular que encuentra respaldo importante en un sector de la política estadounidense, lo que da pie a leyes como la aprobada en Arizona y a otras iniciativas similares en el resto del país.

Una muestra clara del poder que tiene la xenofobia en los Estados Unidos, es que al menos 45 de un total de 50 estados están actualmente bajo un intenso debate por leyes migratorias, de las cuales muchas son iguales a las promulgadas en Arizona, según lo ha informado el periódico Los Angeles Times.

En estos momentos el Partido Republicano está dividido, un ejemplo claro de ello es el comportamiento de los clásicos contrarios a temas migratorios, como Bill Mc Collum y Marco Rubio en Florida, quienes actualmente desaprueban la ley de Arizona, pero en sus récords muestran una tendencia absolutamente partidaria a legislaciones de ese tipo, sólo que esta vez por las elecciones han tenido que morigerar sus opiniones para contar con el apoyo latino.

La población latina tiene un espacio importante en el funcionamiento de esta sociedad, tanto así que inclusive son capaces de decidir elecciones y forman parte de la agenda que tienen que cubrir todos los políticos, cualquiera sea su postura, orientación política y condición.

Sin votos aún