Foto cortesía de chrispwalsh

Fraps es una aplicación para Windows que puede ser utilizada por los consumidores habituales de videojuegos para medir el rendimiento de sus placas gráficas al momento de ejecutar juegos complejos.

Esta aplicación es utilizada normalmente por profesionales que quieren conocer que tan bien se desempeña cierta configuración de hardware a la hora de ejecutar un juego con altos requisitos.

Sin embargo, la aplicación no se usa solamente para esta tarea. La versión que no es gratuita puede grabar videos dentro del juego, algo que es práctico para quienes quieren compartir sus experiencias con los demás.

La versión gratuita es más limitada, pero sirve completamente para medir el rendimiento de una placa de video.

Utilizar Fraps para medir el rendimiento de una placa 3D

Una vez descargado e instalado el programa Fraps, hay que ejecutarlo y luego lanzar el juego que se quiere probar. La aplicación ubicará texto en color amarillo, en un borde de la pantalla. Este texto es el que muestra la cantidad de cuadros por segundo que se están obteniendo.

Atención: cuanto más alto sea el valor de los FPS (Frames per second o cuadros por segundo) más fluido se verá el juego. El objetivo, mediante técnicas como el overclocking, es siempre aumentar el valor de los FPS para obtener un mejor rendimiento.

Mientras se está jugando es posible observar el número constantemente. La idea es verificarlo y chequear si en algún momento baja de cierto valor, como por ejemplo 30 FPS. Si esto pasa, hay que prestarle atención a lo que está sucediendo en pantalla, que puede estar provocando esta pérdida de cuadros por segundo.

Aquí será necesario juzgar por cuenta propia y ver que está pasando. Pueden ser los efectos especiales, un gran número de objetos dibujados en pantalla, sombras, el efecto del agua en tres dimensiones, y muchos factores más, los que intervienen en el rendimiento de las placas gráficas.

En el caso de ver una pérdida de cuadros cuando hay movimientos por áreas grandes al aire libre, se puede deducir que el problema está en el dibujado de grandes escenarios. Esto se puede remediar disminuyendo el valor o la distancia de dibujo de objetos.

También es posible hacer uso de la grabación de pruebas para poder verificar el rendimiento de determinado juego. En el momento en que se quiera comenzar a grabar, habrá que apretar la tecla F11. El juego seguirá ejecutándose y se grabará una prueba por 60 segundos. Este valor se puede cambiar a gusto.

Luego, mediante el análisis de esta información, se puede verificar que es lo que está provocando pérdida de cuadros por segundo.

Fraps es una herramienta precisa que puede ser utilizada por quienes quieren saber exactamente que es lo que está provocando problemas. Aunque no brinde resultados exactos, el hecho de contar los cuadros por segundo puede darle a los usuarios una idea básica de donde está el problema.

Luego cada usuario puede probar con configuraciones diferentes y verificar si el problema se solucionó y se recuperaron los cuadros por segundo perdidos. Fraps puede exportar la información en plantillas para Excel, junto con el nombre del juego y la información importante.

Sin votos aún