Latinos y economia en los Estados Unidos

Los hispanos se han convertido a lo largo de la última década en la minoría más importante del país, superando incluso a la población negra. Las mareas migratorias no han cesado ni siquiera tras el comienzo de la crisis y, además, se da la circunstancia de que los latinos tienen más descendencia que el norteamericano medio.

Con todo ello, la población latina ha superado incluso a la asiática, que durante los últimos treinta años había protagonizado en los Estados Unidos el flujo inmigratorio, llegando a convertirse incluso en la minoría que más empresas creaba, esto sin embargo cada vez se ha ido reduciendo a favor de los hispanos que se instalan en el país norteamericano.

Y es que desde finales de la década de los setenta, el número de empresas que han pasado a ser propiedad de latinos ha crecido en más de un ochenta por ciento, aunque también han surgido datos que alarman a algunos expertos, como por ejemplo la aceleración en la pérdida de poder adquisitivo por parte del trabajador medio de origen hispano, que ha llevado a esta minoría a ser por primera vez en la historia más pobre que la afroamericana.

La mayoría de los expertos coincide en señalar que durante los próximos años la importancia de los hispanos en la cultura y el desarrollo empresarial en los Estados Unidos crecerá de forma progresiva hasta convertirse en uno de los pilares básicos de la primera potencia económica global, sin embargo, señalan además, esto se ha podido ver según afirman cuando se ha logrado que los latinos consigan recuperar la pérdida del poder adquisitivo que sufrían desde las últimas décadas, y es que a día de hoy han conseguido triplicar la media de poder adquisitivo en relación a hace dos décadas.

Otro de los problemas es la baja formación de la mayoría de residentes hispanos en Norteamérica; pocos son los que consiguen llegar a superar los estudios superiores y pueden entrar a formar parte de la cúpula de la sociedad, y la mayoría se ven obligados a acabar continuando en las labores agrícolas que sus padres debieron de aceptar cuando llegaron como inmigrantes indocumentados al país.

Algunos de los políticos más importantes de la nación han logrado hacer llegar a la sociedad un discurso favorable a la integración y al desarrollo de una cultura hispánica con características propias, que sobre todo al sur y al oeste del país ha encontrado una base sólida desde donde proyectarse al exterior.

Hay quienes piensan que esta característica es precisamente un punto a favor de la minoría latina en los Estados Unidos, ya que al no estar tan influidos como el norteamericano común por la tradición protestante, son capaces de concebir modelos de mercado distintos con los que pueden prosperar a un ritmo mucho más rápido que el resto de emprendedores.

La mayoría de los expertos coinciden en señalar que la creación y desarrollo de empresas latinas en los Estados Unidos favorecerá la mejora del nivel de vida de la minoría, y además beneficiará de muy buen grado a la economía nacional, especialmente en periodos de crisis, quizá por eso sea que los negocios en propiedad de hispanos crecen de forma anual casi el triple que los llevados por norteamericanos, y tal vez por ello algunas de las empresas más importantes de los Estados Unidos se han interesado ya en el mercado hispano, llegando a ofrecer productos específicos para la minoría, e incluso invirtiendo grandes sumas de dinero para realizar campañas publicitarias en español.

Sin votos aún