El smartphone

Hoy en día las relaciones de pareja han encontrado en la tecnología a su mejor aliado y muchas veces a su mejor enemigo. Nunca se estuvo más cerca a alguien desde el nacimiento de los smartphones. ¿Pero qué tan beneficiosa es la tecnología para el amor?.

Yo recuerdo que a fines de los 80, cuando tuve mi primer amor, la comunicación viéndola desde hoy era muy limitada, el teléfono (de casa) era la única manera de comunicación a distancia instantánea, los teléfonos móviles sólo los veíamos en Star Trek, el internet no era ni siquiera un sueño de ciencia ficción y mucho menos un smartphone con sus redes sociales y sus aplicaciones de mensajerías instantánea.

Hoy el impacto de la tecnología en las relaciones de pareja es enorme, y la vemos como algo natural. El Centro de Investigaciones Pew (Estados Unidos) acaba de realizar un interesante estudio sobre este tema del amor y la tecnología, los resultados son sorprendentes, ya que muchos no admiten la influencia de la tecnología en sus relaciones amorosas, probablemente porque nacieron con ella y no la ven como un cambio revolucionario en la relaciones humanas, como realmente es. Sólo un 27% de los jóvenes aceptan que la tecnología ha influido en su vida amorosa, un porcentaje muy lejos de la realidad creemos, sino que les quiten una semana sus smartphone a ver qué hacen para comunicarse.

Pero no todo es color de rosa con el matrimonio del amor y la tecnología, la presencia del internet y los diversos dispositivos móviles han hecho crecer la tensión y desconfianza en las parejas. Por ejemplo el 67% de los encuestados en este estudio aceptaron que han intercambiado sus contraseñas con sus respectivas parejas (ya sean redes sociales y correo electrónico), mientras que un 27% confirmaron que han creado cuentas de correo electrónico conjuntas, compartiendo la contraseña obviamente. Pero este estudio echa más números interesantes, como que el 42% de las parejas se han visto relegados por la tecnología cuando su pareja ha estado más atenta a su smartphone que a ellos. Aunque no todo tampoco es malo, ya que el 41% ha admitido sentirse más cerca a su pareja gracias a la tecnología.

Para bien o para mal la tecnología ya está entre nosotros, pero nunca suplirá a una relación de pareja a la antigua. Ah... otra cosa, nunca pero nunca intercambien contraseñas con su pareja, no se trata de un asunto de amor, sino de confianza.

Sin votos aún